De Jong, carpeta cerrada: por qué no se mueve el neerlandés

De Jong, carpeta cerrada: por qué no se mueve el neerlandés

De Jong presentó su candidatura a continuar con su gol en el Gamper | Barça TV

El club vio en su venta el camino más rápido para cuadrar números, pero De Jong se ha mantenido firme

El neerlandés no quería irse de Barcelona la temporada que intuye más opciones de ganar títulos

El Barça da por cerrada la carpeta de Frenkie de Jong. En el club ya no esperan ningún movimiento de última hora en este sentido. El neerlandés seguirá en el Barça, a pesar de que el club vio en su salida el camino más rápido para cuadrar los números. Pero el Barça nunca contó con la complicidad del futbolista.

De Jong no quería irse. En primer lugar porque tanto su mujer como él se encuentran muy bien en Barcelona. Y en segundo, porque tras varias temporadas decepcionantes siente que -ahora sí- el equipo competirá de verdad por los títulos. Es también, por lo tanto, una cuestión personal: no quiere pasar de puntillas por el Barça ni recordar su etapa en el club como algo triste.

De Jong ha querido quedarse y nunca ha terminado de ponerse de cara a las propuestas del United y Chelsea. Ni siquiera en los momentos donde ha recibido más presiones. Del neerlandés han aparecido cifras de su contrato y ha perdido su rango de titular habitual en los planes de Xavi. Pero su posición no ha cambiado: está convencido de que puede ser importante en este Barça y lo será, a pesar de que ahora Busquets, Gavi y Pedri estén por delante suyo. Es más: en las últimas semanas se ha sentado con el club para valorar opciones para ajustar su ficha a la situación salarial.

De Jong ha sido uno de los nombres del verano del mercado, algo impensable cuando fue fichado por el Barça como el mejor proyecto de centrocampista de Europa. Entonces nadie imaginaba que tendría problemas de adaptación al juego de posición del Barça o que le costaría tanto definir su posición en el campo. Bartomeu logró su fichaje con un contrato estratosférico.

Xavi elogia a Frenkie de Jong y asegura que puede adaptarse a la posición de pivote, aunque le ve como interior | MAITE JIMÉNEZ

Todo estos factores han hecho que, junto a las tensiones de tesorería, el club se planteara su traspaso. De Jong era uno de los pocos futbolistas de la plantilla que, con una ficha muy alta, podían ser traspasados por una cifra importante. Así el Barça lograba recibir una cantidad grande de dinero, liberaba 'fair play' e incluso podía soñar con el fichaje de Bernardo Silva, que tiene una ficha inferior en el City.

A día de hoy lo más improbable de todo esto es la salida del neerlandés, que seguirá en el club. La postura del jugador ha hecho también que ni United ni Chelsea llegaran a hacer una propuesta en firme por el futbolista. Las conversaciones se quedaron en una fase muy inicial, donde el Barça pedía alrededor de 80 millones.

El neerlandés, además, quería jugar la Champions, algo que el United no podía ofrecerle esta temporada. Finalmente llegó Casemiro por la cantidad que pedía el Barça. Tampoco el Chelsea ha terminado de ir con todo a por De Jong, que quiere ser protagonista en el Barça y dejar su legado. Aún está a tiempo.