Sport.es Menú

Jean-Michaël Seri: "Por mucho Barça que sea no soy plato de segunda mesa"

El jugador del Niza dice que ya ha pasado página sobre el interés del Barça

Ahora se concentra en "lo que sé hacer, jugar a fútbol"

Seri ya no quiere saber nada del Barcelona
Seri ya no quiere saber nada del Barcelona | AFP

El nombre de Jean-Michaël Seri fue uno de los que más sonó el pasado verano como posible refuerzo del FC Barcelona. Por momentos su fichaje parecía estar cerrado pero al final, según parece, el Barça se echó atrás y dejó al futbolista en la cuneta.

El jugador del Niza ha concedido una entrevista en France Football en la que deja claro que el Barça ya es agua pasada. "No tengo muchas ganas de recordar todo lo que pasó. Hubo un periodo complicado cuando estaba en la selección. El mercado se cerró cuando estaba en Gabón. Me concentré antes del partido en Abidjan y cuando regresé a Niza dejé eso de lado. Para mi está todo olvidado, pasé página y pensé en el partido contra el Mónaco", explica.

El futbolista de Costa de Marfil admite que "eso me dejó tocado, pero tomé ese momento con perspectiva. Me concentré en lo que sé hacer, jugar a fútbol. No había otra solución ni nada mejor que volver a jugar a fútbol. Seguir igual no habría servido de nada. Admito que no fue fácil. Pero hoy no queda en mi cabeza ningún recuerdo de todo eso. Pienso en el futuro, hay muchas cosas bonitas por hacer".

Y es que Seri tiene muy claro que tiene que hacerse respetar por todo el mundo. "Aunque sea el Barcelona, no quiero ser plato de segunda mesa. Sé de lo que soy capaz en un campo de fútbol y creo que he demostrado tener cualidades. Pues si me escogen, quiero que me cojan bien, que sea una prioridad, no un complemento. Es por eso que tengo la cabeza centrada en el fútbol. He soñado mucho con el Barça, pero el mensaje del Barça fue claro. Muchos habrían esperado más tiempo. Algunos habrían hablado en los medios de comunicación. Para mi, un jugador habla en el campo, no en los medios. Los que hablan mucho son jugadores mediocres, que necesitan que se les conozca. Me repetí que, por un lado, había un club para el que yo no era una prioridad, y del otro, un club que me quiere. Habría sido de tontos enfadarse porque un club no te ha querido en lugar de darlo todo al que te ama".

El jugador del Niza habló también de su relación con el entrenador, Lucien Favre. "Hablé con él. Me dijo: "Deseaba de todo corazón que marcharas al Barcelona, porque es un club que te habría hecho crecer, pero no ha sido posible. Haz una gran temporada y el verano que viene se verá". Pero a la vez no ocultó que para él era un alivio que me quedara, incluso deseándome toda la suerte posible".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil