Sport.es Menú

Confidencial: Intento desesperado del vestuario para convencer a Neymar

Los jugadores están hablando con el brasileño para que reconsidere su posición

El club ya da por perdido el caso y empieza a pensar en el día después

Neymar, el centro de todas las miradas en el entrenamiento del FC Barcelona | ATLAS

El vestuario está efectuando un último intento desesperado para convencer a Neymar de que no acepte la oferta del PSG y que abandone el FC Barcelona. Una parte de los jugadores del equipo de Ernesto Valverde no desean la marcha del jugador brasileño, con quien comparten vestuario desde hace cuatro años, y han tomado cartas en el asunto para impedir lo que parece imposible.


Si primero fue Luis Suárez quien conversó largo y tendido con el brasileño en el avión de ida a Estados Unidos, estos primeros días de pretemporada en New Jersey han sido algunos de los jugadores de la plantilla quienes han ido cogiendo al brasileño para hacerle entender la necesidad de quedarse en el Barcelona.


Durante estos días, algunos de estos le han demostrado el aprecio que le tienen y que se ha ganado con el paso de los años de convivencia. Le han hecho ver que para su carrera deportiva es mejor que siga en el Barcelona antes de irse a la Liga francesa donde no todos los partidos tienen tanta importancia como la española y donde la proyección internacional es menor que la española.


Neymar, que mantiene una actitud bastante solitaria desde que regresó a los entrenamientos de pretemporada, ha escuchado lo que le han dicho estos compañeros pero estos no tienen la impresión que estas conversaciones puedan hacerle cambiar de opinión al brasileño.

La postura del club


El club, por su parte, parece haber tirado la toalla en su intento de evitar que Neymar abandone el club, quizás consciente de que los 222 millones de euros que ingresará le irán bien para las arcas del club, para el Espai Barça y, sobre todo, para reforzar al equipo con algún fichaje de nombre.


El club da por perdido al jugador mientras que una parte de los integrantes del equipo han aprovechando su convivencia con el brasileño para insuflarle ánimos, demostrarle su cariño, destacar su importancia dentro del grupo… En definitiva, hacerle sentir bien para que reconsidere su postura de hacer caso a aquellos que le dicen que debe aceptar la oferta del PSG. Otros, un grupo no poco importante, han demostrado cierta indiferencia porque consideran que el que venga en su sitio será igual de bueno.


Quizás por ser conscientes de que el equipo pierde calidad, quizás por solidaridad o quizás por pena, los jugadores hoy consideran como una decepción que el club deje escapar a un jugador de este nivel y que no esté logrando evitar la marcha de Neymar.


Al mismo tiempo, también han tomado nota de la poca credibilidad que se han ganado alguno de los responsables del club después de que desde SPORT anunciará que Neymar estaba escuchando ofertas y no descartaba irse. Directivos como Jordi Mestre o Jordi Cardoner defendieron a capa y espada la continuidad del jugador obviando el trasfondo del caso, tal y como el tiempo ha acabado demostrando. El vestuario se ha dado cuenta de ello y de la endeblez que transmite el club en estos momentos de crisis. Y es algo que el vestuario ha tomado nota.


Parte de la plantilla, como decíamos, está efectuando intentos desesperados para que Neymar siga pero saben que no lo tienen fácil porque la decisión parece firme.


Por el contrario, Neymar también recibe presiones en el lado contrario pues compañeros suyos del PSG también efectúan la presión necesaria para que siga con su idea inicial y acabe jugando en el PSG.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil