Inquietud con Dembélé

La situación del galo debe resolverse más pronto que tarde: acaba contrato en junio de 2022

El Barça confía en la renovación del extremo, pero está preparado para cualquier escenario

Dembélé marcó el primer gol del Barça que guio a los culés hasta una remontada histórico | RFEF

Ousmane Dembélé no deja de crecer. El delantero del Barça, que ha vuelto a la selección gala dos años después, viene elevando sus prestaciones de forma continuada en lo que va de temporada. Tanto es así que hoy nadie discute su condición de titularísimo en el conjunto de Ronald Koeman. Sin embargo, la 'explosión' del francés coincide con el tramo final de su contrato en el Barça. El club catalán aún no se ha asegurado la continuidad del atacante, cuestión que preocupa de puertas hacia dentro. La intención del Barça no es otra que renovar al jugador, pero la entidad azulgrana está obligada igualmente a considerar cualquier escenario.

'Dembouz' está más adaptado que nunca tanto a la ciudad como al club. Ha dejado atrás esa etapa inicial en la que parecía ir por libre y eso se le ve tanto en lo estrictamente deportivo como en la comunicación con sus compañeros. Sin ir más lejos, Dembélé y Messi se buscan ahora de forma constante y a nivel colectivo el galo ya forma parte del ecosistema de bromas del vestuario azulgrana. En ese punto, el Barça no tiene ningún tipo de dudas. La confianza de Koeman en el ex del Dortmund es máxima y el 'staff' está convencido de que Ousmane tiene todavía un gran margen de mejora. Así, el Barça está decidido a renovar a un jugador que en su día costó 105 millones de euros más 40 en variables.

Sin embargo, en Can Barça no acaban de estar tranquilos respecto al futuro del francés. El hecho de que finalice contrato en junio de 2022 hace que el tiempo corra en favor del jugador y en contra del club. La rocambolesca situación institucional que ha vivido el Barça en los últimos meses, con el aplazamiento de las elecciones, también ha provocado que se haya perdido un tiempo muy valioso. Y ahora no es que sea tarde, pero no hay tiempo que perder.

El Barça sabe que a Dembélé le sobrarán ofertas. Son muchos los que suspiran por el atacante de 23 años. Por lo que ya es y por el hecho de tener muchos años de fútbol por delante, lo que le convierte en una inversión muy apetecible para los grandes clubes de Europa. También el entorno del jugador es consciente de dicho escenario, de ahí que no tenga prisa para afrontar las negociaciones. Desde el Barça consideran el tema una prioridad pero el agente del futbolista muestra, por ahora, una calma extraña. Y en el club catalán la inquietud va a más.

El Barça es optimista y cree que Dembélé es ahora muy feliz en Barcelona, por lo que el club confía en que el galo firme la extensión de su contrato. Sin embargo, es obligación de Joan Laporta y su Junta Directiva estar preparado para todos los desenlaces. Y en ese punto, el Barça no olvida que si la renovación de Dembélé se complica, podría irse gratis el próximo verano. Es por esto que el conjunto azulgrana quiere sellar ya la renovación de Ousmane, pues en caso de no lograrla se vería obligado a plantearse su venta en este próximo mercado de verano.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil