De Iniesta a De Jong

El exblaugrana 'oficializó', un año después, su relevo al jugador holandés

Con De Jong en el campo, la herencia de Cruyff parece estar en buenas manos

 El manchego habló en zona mixta tras el especial partido ante el conjunto azulgrana | PERFORM

SPORT.es

A la finalización del partido entre el Vissel Kobe y el Barcelona, Andrés Iniesta y Frenkie De Jong nos dejaron una imagen reveladora al fundirse en un abrazo sobre el terreno de juego del Noevir Stadium de Kobe. Pasado y futuro del Barcelona entrelazados. Un traspaso de poderes 'oficializado' con un año de retraso.

Tras la marcha de Xavi Hernández del Barça hace ahora cuatro temporadas y la de Andrés Iniesta el pasado año, el sello de aquellos jugones de ensueño llevando la manija del centro del campo blaugrana no ha dejado de borrarse de la retina de los aficionados. Y, ahora, con la llegada esta temporada de De Jong al Camp Nou y habiendo dejado muestras de su clase en los dos primeros amistosos de la pretemporada, parece que la continuidad de la filosofía Barça está garantizada.

Frenkie de Jong, a sus solo 22 años, está llamado a ser uno de los líderes del juego del Barcelona y, con él en el campo, la herencia de Johan Cruyff parece estar en muy buenas manos. Ayer, en tierras japonesas, Iniesta y De Jong, sin pretenderlo, vistiendo camisetas distintas y con la diferencia de edad evidente, escenificaron en el campo que a ambos les une una misma característica: el juego exquisito.

El centrocampista holandés, refrendando todo lo que había exhibido en el Ajax, en apenas dos encuentros vistiendo la camiseta azulgrana ya ha mostrado todo el potencial que atesora, integrándose en el juego del equipo y combinando con sus compañeros como si llevara mucho más tiempo.Cuando tiene el balón en sus pies, todo lo hace sencillo, nunca da un toque de más, es rápido e infalible en los pases, y juega en todo momento con madurez y criterio.

El dorsal '21', además, no solo ha destacado en estos compases como referente en el centro del campo y ofreciendo numerosos destellos de su enorme clase, sino que además ha estado certero en la presión al rival y en la recuperación de balones.

Viendo el pasado sábado a Iniesta en acción sobre el campo, aunque el físico ya no es por supuesto el de antaño, seguimos comprobando que continúa siendo un fuera de serie y que la magia, a sus 35 años, no le abandona. De Jong, a buen seguro, tomó buena nota del manchego... 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil