Sport.es Menú

Iniesta: "En Japón todo está por descubrir"

El ex capitán del Barça desvela algunos detalles de su vida cotidiana en Kobe

"La puntualidad que tienen los trenes, por ejemplo, es alucinante", comenta el manchego

Nueva delicatessen de Iniesta: caño para irse de dos en la línea de banda | sport.es

Andrés Iniesta, ex capitán del Barça y jugador del Vissel Kobe japonés, repasa en una entrevista concedida a la revista 'Panenka' algunos aspectos de su vida cotidiana en Japón, como su relación con la comida nipona, con los aficionados o con el idioma, así como las diferencias entre el fútbol europeo y el japonés. 

Iniesta reconoce que ya está adaptado al estilo de vida japonés: explica que ahora vive en un "edificio que es más bien europeo", pero que anteriormente vivía en una casa con tatami, "aunque no llegamos a usarlo". 

El jugador del Vissel reconoce que sigue necesitando un intérprete "para cosas relativamente importantes, por un tema de prioridades, para saber exactamente lo que se dice o lo que se hace en un momento determinado", aunque subraya que ya ha aprendido algo de japonés, nociones básicas. "No para mantener una conversación, pero alguna palabra suelta sí que empiezo a reconocer. A nivel cotidiano: 'buenos días', 'buenas tardes', algunos números… Más o menos, todo eso ya lo sé".

Iniesta también explica que disfruta del día a día de la ciudad de Kobe "por su tranquilidad y las comodidades que tiene, con sus dos vertientes, el mar y la montaña. Es una ciudad muy cómoda para cualquier cosa: dar un paseo, ir a cualquier restaurante... Cuando tenemos tiempo libre y se puede, sí que nos animamos a salir y visitar otro tipo de localidades, como Osaka, que es un monstruo de ciudad. Kobe es más como Barcelona, entre comillas. Y Tokio todavía no la he visitado, solo he estado por publicidad, pero sé que es una ciudad muy grande, con muchísima gente". 

A pesar de todo, Iniesta sigue descubriendo Japón a diario. "Cuando opté por hacer el cambio vine con mucha ilusión de conocerlo todo. Cada cosa era nueva, una experiencia distinta, y así seguimos. La puntualidad que tienen los trenes, por ejemplo, es alucinante. Todo está por descubrir, y eso es algo que está muy bien, las sensaciones son buenas, positivas".

la timidez de los japoneses

Uno de los detalles que más ha sorprendido a Iniesta es la timidez de los aficionados. " Sí que es cierto que, a lo mejor, la forma de acercarse para pedirme una foto o un autógrafo es distinta. Aquí, muchas veces, cuando se deciden a dar el paso, a lo mejor ya te has ido... Digamos quetienen una forma un poco más comedida de hacerlo. Pero yo estoy encantado, siempre lo he dicho. No es ninguna molestiael hecho de hacerme fotos o de firmar autógrafos. Desde el primer día que llegamos aquí, he notado un cariño y un respeto de la gente brutales".

Para su familia, cuenta Iniesta, el cambio también ha sido enorme. "Todo cambio genera estrés. Situaciones nuevas como el cambio de hora, que ya es un condicionante,la comida, los colegios, otra vida para los niños... Y luego para mí: otro club, otros compañeros, otro tipo de césped,otro tipo de estadios, otro tipo de rivales… Todo eso influye ,no es una sola cosa, es el cambio en sí. Por eso los meses que estuve aquí el año pasado, una vez finalizó la liga, me sirvieron un poco para situarme".

Además, Iniesta reconoce que no sigue tan de cerca el fútbol europeo, ni siquiera el Barça, por el cambio horario. "Hoy en día me cuesta ver un partido entero. Sí que me gusta ver a mi equipo o verme jugar después de nuestros partidos, eso siempre lo hago. Pero nunca he tenido la costumbre de ver mucho fútbol. No veo un partido de España y luego me pongo a ver el de Inglaterra… No, nunca he sido así", admite.

el fútbol japonés vs el fútbol europeo 

Sobre el fútbol japonés, Iniesta desvela que "en líneas generales, se practica un fútbol muy físico, muy rápido, de poca pausa. Aunque hay equipos que sí que intentan tener el control. Por así decirlo, es un fútbol muy de áreas. Y en el que tienes que estar bien [físicamente]. Porque el jugador japonés es rápido, es listo, es habilidoso, es muy dinámico, y eso te exige que estés en el partido concentrado al 100%. Es algo que me gusta. Su nivel me ha sorprendido para bien".

ni comentarista ni presidente

Finalmente, Iniesta se sincera a la hora de hablar de su futuro: no cierra la puerta a ser entrenador, pero prácticamente descarta la posibilidad de ser comentarista, y sobre todo, la de convertirse algún día en presidente del Barça.  "Me cuesta mucho visualizar un futuro como comentarista. Pero creo que todavía me veo más como comentarista que como presidente del Barça [ríe]. Vamos, ni lo he pensado ni quiero pensarlo".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil