Sport.es Menú

Iniesta aprieta para estar ante el Chelsea

Quiere jugar, pero la consigna es no arriesgar porque una recaída podría ser muy grave

El futbolista pasará hoy la última prueba antes de decidir si está en condiciones

 Iniesta ya entrena con sus compañeros a 48h del Barça-Chelsea | EFE

Todos sabíamos el riesgo que corríamos con mi alineación, pero decidimos jugárnosla”, aseguraba Andrés Iniesta en un reportaje publicado por El País Semanal en mayo de 2011. Hablaba de dos años atrás, cuando, tras lesionarse en Villarreal, quedaban poco más de quince días para la final de la Champions de Roma. “Incluso cuando en la segunda parte los médicos me advirtieron de que no podía chutar a portería porque se me había reproducido la lesión”, añadía. Aquel era el último partido de la temporada para el Barça. Este miércoles solo se juega la vuelta de octavos.

Iniesta siempre quiere jugar, poniendo al límite su capacidad física porque su compromiso con la camiseta cuando el día lo requiere es excepcional. Han pasado pocos días desde que notó algo en la parte posterior del muslo de la pierna derecha. Exactamente, desde el 4 de marzo, en el encuentro disputado en el Camp Nou ante el Atlético, al 14 de marzo, cuando el Barça recibirá al Chelsea, habrán pasado diez días. Demasiado poco para cualquier tipo de lesión muscular. Sin embargo, el de Fuentealbilla quiere apurar todas sus opciones de estar junto a sus compañeros en el once inicial de Ernesto Valverde. Esa es su voluntad y para ello está trabajando desde que se lesionó y fue comunicada su “lesión muscular” sin plazo de recuperación. 

ultima prueba

Será este martes por la mañana, en la Ciutat Esportiva Joan Gamper, cuando Andrés Iniesta ponga a prueba su musculatura para saber si está en condiciones reales de estar a disposición del míster, si puede jugar aunque sea forzando o si no existe ningún tipo de opción teniendo en cuenta los precedentes y lo que aún queda de temporada.
Este lunes saltó al césped con el equipo, aunque, según explicó el club blaugrana, solo realizó parte del entrenamiento con el grupo. No lo completó. Si hoy pasa lo mismo, sus opciones de jugar ante el Chelsea se habrán reducido mucho. Serán prácticamente nulas. Pero Iniesta no se rinde y está dispuesto a completar la sesión de este martes para, posteriormente, estar en la lista de convocados del técnico de cara a la trascendental vuelta de los octavos de final de la Champions.

El 1-1 en Stamford Bridge es un buen resultado, pero no suficiente como para poder prescindir, si no es por exigencias del guión, del centrocampista manchego. A día de hoy la situación es de riesgo, pero el jugador necesita pasar el examen del último entrenamiento previo al encuentro para poder tomar una decisión junto a los servicios médicos. Aunque las opiniones no siempre son unánimes, la consigna es no arriesgar si existe la posibilidad de una recaída. Si no es así, Andrés Iniesta estará en el once.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil