Sport.es Menú

Indignación en el club con Piqué y Umtiti

No entienden que Gerard Piqué manejara la información sobre el futuro de Griezmann y no la trasladara a la entidad azulgrana

Este capítulo se añade al vivido el año pasado con Neymar Junior

Antoine Griezmann finalizó el culebrón con una frase definitiva: He decidido quedarme | Movistar

Últimamente, en todos los 'incendios' del Barça aparece, de una manera o de otra, Gerard Piqué. En el club, según ha podido saber SPORT, la indignación es grande con Piqué después de todo el esperpento vivido ayer en el 'caso Griezmann'.

La historia es conocida. El delantero francés decidió quedarse en el Atlético de Madrid y no fichar, en consecuencia, por el Barça tras hacerlo público en un surrealista vídeo producido por una empresa vinculada a Gerard Piqué. En el Barça se considera que, en consecuencia, el futbolista azulgrana sabía qué iba a pasar con el futuro de Griezmann y están indignados por no haber informado al club azulgrana, que quizás hubiera tenido un margen de maniobra para cambiar la decisión.

Tampoco ha gustado nada su tuit horas antes esperando con palomitas la emisión del vídeo... y más tras saberse luego que era negativa para los intereses del Barça.

La molestia especialmente con Piqué ya viene de lejos, desde la salida de Neymar Junior. Meses después, el defensa aseguró que "Neymar nos dijo que se iba en la boda de Messi", en la que coincidió una buena parte de la plantilla. Tampoco sentó nada bien que los futbolistas tuvieran una información que el club no manejaba.

UMTITI ENTRÓ EN EL JUEGO

Tampoco ha gustado nada que Samuel Umtiti entrara en 'el juego' de Gerard Piqué y añadiera más leña al fuego también a través de las redes sociales, cuando escribió: "Me faltan las palomitas", acompañado de inconos de risa.

Causó estupefacción, teniendo en cuenta que Umtiti comparte el día a día de la selección francesa con Griezmann.

'bombardear' a la directiva

Desde algunos sectores del club se considera, además, que en el cado de Gerard Piqué el futbolista actúa de esta manera con el objetivo de 'bombardear' y desgastar a la directiva de cara a la opinión pública.

Piqué, que ha manifestado públicamente su deseo de presidir el Barça cuando se retire, no ha conseguido por el momento ser uno de los capitanes del equipo y en el club se piensa que él mismo se ve también perjudicado por este tipo de actitudes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil