Sport.es Menú

Ighalo, el goleador oportuno

El delantero pretendido por el FC Barcelona aparece en los momentos importantes

Siempre se ha distinguido por su sangre fría dentro del área

Así juega Odion Ighalo | sport

Odion Ighalo, el delantero que el FC Barcelona tiene en su punto de mira para reforzar su ataque tras la marcha de Munir, es un futbolista que se distingue por elegancia, su capacidad de desmarque, su sangre fría en el área, pero sobre todo, por aparece en los momentos importantes.

En Granada pueden dar fe de ello. No en vano, el nigeriano es todo un ídolo en el club nazarí, después de haber colaborado decisivamente a su retorno a la Primera División, después de 35 años de travesía por el desierto.

Ighalo aterrizó en el Granada, fruto de la relación que el club andaluz tiene con la familia Pozzo, dueños del Udinese.

La entidad italiana se fijó en un joven delantero que goleaba en el Lyn de Oslo y puso encima de la mesa 2,5 millones para ganarle el pulso al Ajax.

Ighalo anotó en las dos promociones de ascenso consecutivas que llevaron al Granada a Primera División 35 años después

Udinese invitó a Ighalo a salir cedido al Granada, para foguearse. Poca gracia le hacía al nigeriano evolucionar en Segunda División B. Aún así, llegó, vio y venció.

Ighalo anotó 17 dianas aquella temporada, una de ellas, en la victoria por 2-0 ante el Alcorcón, en la ida de la promoción de ascenso.

Su eclosión en Granada no le sirvió para afianzarse en el Udinese, que le cedió inicialmente al Cesena. La falta de minutos le devolvió a Granada, ahora en Segunda División, donde volvió a ser decisivo.

Ighalo topó con la competencia de un Geijo que aquel curso marcó 24 goles. Pero el nigeriano es un futbolista con estrella y en el momento de la verdad, en el partido decisivo de la promoción contra el Elche, la lesión de su compañero le abrió las puertas de la titularidad.

El africano anotó el gol que dio el ascenso a Primera División y su nombre quedó inmortalizado para siempre en la historia del club nazarí.

En las tres temporadas siguientes firmó pocas dianas, pero algunas de ellas fueron decisivas para sellar la permanencia. Entre ellas, un gol que sirvió para doblegar al EuroMálaga, la campaña 2011-2012 o un doblete contra el Espanyol el curso siguiente.

El Watford le reclutó para intentar el asalto a la Premier League e Ighalo respondió con 20 dianas que catapultaron al equipo a la máxima categoria.

Colaboró con 20 goles al retorno del Watford a la Premier League

Su irrupción en la Premier League fue espectacular, convirtiendose en la sensación del torneo al anotar 14 goles en la primera vuelta.

Las dos últimas temporadas ha evolucionado en la SuperLiga China, en las filas del Changchun Yatai, que pagó 25 millones por su traspaso.

Sus números en la SuperLiga China son más que respetables: 36 goles en 55 partidos. Esta última campaña ha sido el segundo máximo goleador del torneo, con 21 tantos, aunque no ha podido evitar el descenso.

A sus 29 años está más que preparado para asumir la presión que supone recalar en un club como el FC Barcelona.

Un futbolista solidario

Ighalo es el menor de siete hermanos de una humilde familia de Ijegun, una de las comunidades más pobres del estado de Lagos, la capital de Nigeria.

El delantero nunca ha olvidado sus raíces y a lo largo de toda su carrera ha destinado una parte de su salario a obras sociales en su país.

Empezó colaborando con organizaciones vinculadas a las escuelas, continuó con ayudas a las viudas y acabó construyendo un orfanato en su Ijegun natal con capacidad para acoger a 40 menores.

El lado humano de Ighalo es tan grande como su talento futbolístico.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil