La huella del Ferencvaros en el Barça

Kubala, Kocsis y Czibor empezaron sus carreras en el equipo de Budapest, próximo rival del Barça en la Champions

Barça y Ferencvaros nunca se han enfrentado en partido oficial

Kocsis, Kubala y Czibor jugaron en el Ferencvaros antes de recalar en el Barça
Kocsis, Kubala y Czibor jugaron en el Ferencvaros antes de recalar en el Barça | Campañá

La visita del Ferencvaros al Camp Nou, en el arranque de la Champions 2020-21, permitirá al Barça enfrentarse por primera vez en partido oficial al mítico club de Budapest, del que salieron tres de los futbolistas que marcaron la década de los cincuenta y los sesenta: Kubala, Kocsis y Czibor. 

En realidad, el primer gran húngaro de la historia del Barça fue un portero, Ferenc Plattko. Defendió la meta del equipo azulgrana entre 1926 y 1930 y pasó a la posteridad gracias al poeta Rafael Alberti, que le dedicó la ‘Oda a Plattko’ tras verlo en la intensa final de la Copa de España que jugaron en 1928 el Barça y la Real Sociedad. Pero Platkko nunca jugó en el Ferencvaros: llegó al Barça procedente del MTK Budapest. 

berkessy, el primero


El primer jugador que jugó en el Barça con pasado en el Ferencvaros fue Elemér Berkessy, nacido en Rumania y jugador del equipo húngaro entre 1928 y 1932. Llegó al Barça en 1934 procedente del Racing París. Fue un fichaje de Plattko, por entonces entrenador del Barça. 

Ladislao Kubala, en cambio, estaba predestinado a jugar en el Ferencvaros: su padre Pavel era jugador del club y el pequeño ‘Laszi’ hacía de recogepelotas en sus partidos. Kubala empezó a jugar en el Ganz, en la Tercera división húngara, pero su primera ficha profesional la firmó como futbolista del Ferencvaros en 1944. Tenía 18 años. 

Solo jugó una temporada (49 partidos, 27 goles) porque la muerte de su padre hizo que se trasladara a Bratislava junto a su madre, de origen eslovaco. Kubala firmaría por el Barça en 1950, pero, denunciado por la FIFA, no debutó oficialmente como azulgrana hasta 1951.

El resto es historia: jugó en el Barça hasta 1961. La pasión del público por Kubala era tan grande que el club decidió construir el Camp Nou porque el estadio de Les Corts se había quedado pequeño.

Czibor y Kocsis, trayectorias paralelas

Czibor y Kocsis, ambos nacidos en 1929, no llegarían al Barça hasta 1958. Ambos empezaron a jugar en el Ferencvaros. En el caso de Kocsis, porque era el equipo de su barrio. Jugó cuatro temporadas en el equipo hasta que fue obligado a movilizarse al Honved, el equipo del ejército, donde cumpliría el servicio militar. 

Apodado ‘Cabeza de Oro’ por sus excelentes cualidades como cabeceador, Kocsis llegó al Barça en 1958. Fue jugador del equipo azulgrana hasta 1966. 


Czibor, el único de los tres que no nació en Budapest, siguió una trayectoria paralela a la de Kocsis, aunque en su caso empezó jugando en el Komárom, antes de firmar por el Ferencvaros. 

Jugó dos temporadas en las ‘Águilas Verdes’ antes de irse al Honved. Tras pasar por la Roma, llegó al Barça en 1958. Jugó en el equipo hasta 1961.

la maldición de berna

Fueron, por lo tanto, tres las temporadas que compartieron en el Barça Kubala, Kocsis y Czibor: entre 1958 y 1961. Ganaron Ligas y Copas del Generalísimo, pero se les resistió la Copa de Europa de 1961, que el Barça perdió en la final de Berna ante el Benfica. 

Barça y Ferencvaros se enfrentaron en 1923, 1928, 1972 y 1977, pero siempre fueron partidos amistosos. El partido que jugarán el martes en el Camp Nou será su primer choque oficial. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil