La historia de nunca acabar y más descolgados de la Liga

El Barça cae ante el Rayo Vallecano y suma la cuarta derrota en los últimos seis partidos

Partido gris, plano, sin alternativas y sin capacidad de reacción de los de Koeman

Electrocutados. El Barça cae ante el Rayo Vallecano por 1-0 en un partido horroroso de los de Ronald Koeman. Falcao fue el autor del único gol de la noche aciaga. Y ya van unas cuantas. Es la cuarta derrota de los blaugrana en los últimos seis partidos y el equipo se descuelga, todavía más, de la lucha por el liderato. Con apenas dos meses de competición, el Barça no da síntomas de poder darle la vuelta a la situación. El único rayo de esperanza del partido fue Nico González: doctorado para el canterano.

FICHA TÉCNICA

La Liga

RAY

1-0

FCB

Rayo Vallecano

Dimitrievski; Balliu, Saveljich, Catena, Fran García; Isi, Comesaña (Unai López, 63'), Óscar Valentín (Mario Suárez, 92'), Álvaro García; Falcao (Pathé Ciss, 76') y Trejo (Nteka, 76').

Barça

Ter Stegen; Sergi Roberto (Demir, 59'), Piqué, Eric Garcia, Alba; Busquets, Nico González (Luuk de Jong, 84'), Coutinho (Gavi, 74'); Dest, Agüero y Memphis.

Goles

1-0 M.36 Falcao.

Árbitro

Mateu Lahoz (Valenciano). TA: Trejo, Saveljich / Coutinho, Piqué.

Incidencias

Partido correspondiente a la 11ª jornada de LaLiga celebrado en el Estadio de Vallecas ante 9.340 espectadores.

"¡El fútbol de toda la vida, esto es Vallecas, este es el Rayo!", bramaba el 'speaker' del Estadio de Vallecas mientras la afición alzaba el puño al ritmo de Fiesta Pagana, del Mägo de Oz. Siguiendo las proclamas de los bukaneros, la afición no paró de animar a su equipo y reclamó la dimisión de su presidente Martín Presa en dos ocasiones.

Ante la baja de cinco titulares como Araujo, Pedri, De Jong, Dembélé y Ansu Fati -quien fue baja de última hora en la expedición por unas molestias en la rodilla derecha, que no la maldita izquierda que tanto tiempo le mantuvo en el dique seco-, Koeman dio entrada a Sergi Roberto en el lateral y manteniendo a Dest en el extremo derecho, con Nico y Coutinho en los interiores y con el 'Kun' de ariete, estrenándose en el once titular.

La afición no paró ni un solo minuto y 9.340 gargantas se desgañitaron para llevar al equipo en volandas en una marea de bufandas franjirrojas. De hecho, la primera posesión del partido le duró al Barça dos segundos ante la presión asfixiante de los de Iraola. Premonitorio. Vallecas aprieta y el Rayo se mantiene invicto en su estadio con un pleno de victorias en los cinco encuentros que ha disputado como local.

Trejo trató de sorprender desde el centro del campo a un Ter Stegen avanzado de su posición, pero el disparo salió fuera de los tres palos. La réplica blaugrana llegó minutos después, tras una recuperación de Nico-que fue el mejor del Barça y rozó el gol en el segundo tiempo- en la frontal, pero el remate de Memphis se marchó lamiendo la base del poste.

El mismo Nico filtró un pase en profundidad para el 'Kun', que puso la punta de la bota y cayó dentro del área, pero no sacó petróleo de la jugada ante la negativa de Mateu Lahoz.

Falcao ruge y Dest enmudece

Falcao perdona una vez, pero no dos. Es 'león' viejo. El primer remate lo envió a córner y el segundo al fondo de la red. Pérdida de Busquets ante Trejo, que combina con Falcao y el delantero, tras recortar ante Piqué, bate a Ter Stegen con un disparo cruzado que conecta con el poste derecho del teutón antes de atravesar la línea de gol.

Minutos después del tanto de Falcao, Memphis sirvió en bandeja un centro al segundo palo para Dest, tras deshacerse del exblaugrana Balliu, pero el estadounidense envió el balón a las nubes. Un claro 'déjà vu' del clásico ante el Real Madrid, cuando también erró una ocasión clarísima con la portería vacía. Un lateral con alma de extremo, pero sin olfato de delantero.

Sin reacción, ni desde los once metros

El guion se mantuvo en la reanudación. Un Barça gris, sin fluidez, plano y sin alternativas ante un recién ascendido. Jordi Alba dio el susto de la noche, tirándose al suelo y haciendo prever lo peor, aunque se recuperó milagrosamente. Quien fue sustituido instantes después fue Sergi Roberto, dando entrada a un desterrado Yusuf Demir, que no se había vestido de corto en el último mes. Koeman tardó 74 minutos en sustituir a Coutinho, que 'celebró' su partido 100 con el Barça con una actuación horrible, de las más desastrosas que se le recuerdan, restando más que sumando.

Lo del Barça se asemeja a una tragicomedia. Cuando las cosas no le van de cara, es incapaz de darle la vuelta a la situación. Óscar comete penalti sobre un Memphis que avanzaba libre por el área y ni por esas. El neerlandés tiró de galones, aunque apenas lleve cuatro meses en el club, para ser el encargado de lanzar la pena máxima. Ya se imaginan el desenlace: paradón de Dimitrievski.

Sin capacidad de reacción, el Barça se marchó de Vallecas con la sensación de haber perdido algo más que tres puntos. Ni los ocho minutos de tiempo añadido sirvieron para que los de Koeman pudiesen rascar algo. El recurso de siempre para una historia interminable: Piqué y Luuk de Jong rematando centros al área. La temporada se puede hacer muy larga.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil