Así han sido las horas más intensas de Leo Messi

Así han sido las horas más intensas de Leo Messi

El discurso de Messi en su despedida de Barcelona | FCB

Desde el jueves por la mañana que se fue de Ibiza con la idea de renovar, han sido cinco días frenéticos para el ya nuevo jugador del PSG

Messi dijo adiós al club de su vida y arranca una nueva etapa en París a partir de la próxima temporada

Han sido cinco días de locura para Leo Messi. Desde que acabó sus vacaciones hasta que se ha confirmado su fichaje por el PSG. Cinco días que han pasado muchas cosas, han surgido muchos sentimientos y se han vivido muchas emociones.

Todo empezó el jueves por la mañana, cuando Leo cogía un avión en Ibiza tras terminar sus vacaciones con la idea de renovar su contrato con el FC Barcelona, habiendo llegado ya a un acuerdo con el club azulgrana por cinco años.

Pasado el mediodía y habiendo ya aterrizado en Barcelona, el jueves por la tarde se procede la reunión cumbre entre las dos partes que lo rompe todo. El Barça, de la mano de Joan Laporta, anuncia a Leo y a sus representantes que pese a rebajarse un 50% el salario, el club no puede inscribirle en LaLiga ya que no puede cumplir el límite salarial y que, por lo tanto, Leo queda libre. Así lo comunica también oficialmente el club, a más o menos las ocho menos cuarto de la tarde, en una noticia que revoluciona el mundo.

El viernes por la mañana y tras una larga noche, Joan Laporta comparece en una larga rueda de prensa para dar explicaciones y su versión sobre la negociación con Leo y su familia, y apunta a la gestión de Josep Maria Bartomeu, y la inflexibilidad de LaLiga para su normativa salarial de inscribir jugadores.

A partir de ese momento, se encienden las rotativas para que Leo pueda encontrar un destino y son varios los clubes que empiezan los contactos. Entre ellos, el PSG, el más interesado y el que ya mostró su voluntad de ficharle desde enero. Todo el sábado fue un día de reflexión para Leo y los suyos, para estudiar acuerdos y contratos, y para decidir el destino más acorde a los intereses de él y de su familia.

El domingo fue quizás el día más duro de la carrera deportiva de Leo Messi. Tuvo que dirigirse al Camp Nou para realizar una dura rueda de prensa de despedida que empezó y acabó entre lágrimas. En ella, admitió contactos con el PSG, así como con otros clubes, pero aseguró no tener nada cerrado.

Y así era. Messi continuó negociando con el Paris Saint-Germain durante todo el lunes y se acabó de concretar todo. Las negociaciones con Nasser Al-Khelaifi, Leonardo y los representantes parisinos duró hasta este martes por la mañana. Alrededor del mediodía se cerró el acuerdo tal y como pudo saber SPORT, y Messi se dirigió a París en avión privado para fichar por el conjunto parisino.

No andadura no acaba aquí. Este martes por la tarde llegará a París, donde pasará el reconocimiento médico tras el cual el PSG oficializará su fichaje. Mañana miércoles, el Parque de los Príncipes prepara una rueda de prensa para que el argentino pueda decir sus primeras palabras como capitalino.

Temas