Guardiola: "Ahora es menos imposible ganar la Liga"

Lo que todo el culé estaba esperando escuchar algún día en boca de su entrenador, ayer se empezó a gestar, aunque fuera sin dar su brazo del todpo a torcer. Y es que Pep Guardiola se vio casi forzado a reconocer que ha de aparcar su mensaje pesimista respecto a la Liga, sobre todo tras encadenar once triunfos conscutivos en el campeonato que le ha dejado a cuatro puntos del Real Madrid y con el clásico en el Camp Nou a la vuelta de la esquina: “Si queréis el titular os lo voy a dar. Ahora es menos imposible ganar la Liga. Es cierto que hace poco estábamos a diez puntos y la verdad es que no me esperaba alguno de los traspié que ha tenido el Real Madrid. Pero estamos hablando de un rival terrible, que solo ha perdido un partido en la Liga (le recuerdan inmediatamente que ha perdido dos: Barcelona y precisamente Levante) ¡Ah! Sí, dos, es verdad. Pues mejor, ¿no?”.

Enviados Especiales

En todo caso, aún no quería 'calentar' el partido del próximo sábado: “No tengo fuerzas ahora para hablar del Real Madrid. Para empezar tendremos que trabajar el partido ante el Chelsea del miércoles”.

Ante la insistencia de las preguntas sobre el próximo partido de LIga donde está claro que se dirime la LIga, apuntó que “me recuerda bastante a mi primera temporada cuando fuimos al Benabéu con cuatro puntos, pero a la inversa porque esta vez estábamos nosotros arriba, y acabamos venciendo 2-6. Lo que tengo muy claro es que si ellos ganan, ya está”.

Guardiola reconoció haberlo pasado batante mal en el banquillo, sobre todo porque el Levante es “uno de esos equipo que es muy difícil remontarle un resultado cuando se ponen con un gol a favor, haciendo constar que “el Real Madrid perdió aquí y fue incapaz de maraca un gol”.

Quiso aprovechar la coyuntura para felicitar a sus dos piezas vitales en defensa, Carles Puyol y Javier Mascherano, ya que están aguantando el equipo atrás ellos solitos. “Abidal para nosotros era un jugador fundamental, sobre todo a la hora de plantear defensas de tres. Mascherano y Puyol son los que han cogido esta responsabilidad de afrontar la defensa de tres y explotar al máximo una de sus grandes virtudes: la tensión. Además afortunadamente Adriano nos está aguantando muy bien; ha jugado ya tres partidos seguidos con continuidad y a buen rendimiento”, argumentó.

Pep no quiso tampoco enjuiciar la labor arbitral ni los penaltis, aunque respecto a las manos de Busquets, deslizó que eran “así, así”, como planteando serias dudas. Acabó, en cualquier caso, subrayando que este triunfo “nos hace seguir ahí”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil