Griezmann ya está en Barcelona tras coger impulso con Francia

El delantero pasa hoy la prueba PCR y el viernes regresa a los entrenamientos del Barça

Su confianza se ha reforzado con la selección y ha hecho historia al igualar los 31 goles de Zidane

El gol con el que Griezmann se convierte en el quinto máximo goleador de Francia | SPORT.es

Antoine Griezmann ya está en Barcelona después de haber participado en el doble compromiso con la selección francesa en la UEFA Nations League. El jugador ha regresado con muy buen sabor de boca después del partido jugando ante Croacia en el que cuajó una gran actuación, además de marcar un histórico gol ya que le permitió alcanzar los 31 con Francia, los mismo que anotó Zinedine Zidane en toda su carrera como internacional.

Griezmann pasa hoy la prueba PCR como corresponde al protocolo del Covid-19 para, en caso de dar negativo, el viernes reincorporarse a los entrenamientos del FC Barcelona. Este miércoles han vuelto a entrenar los primeros internacionales y el viernes lo harán los últimos en jugar, como es le caso de Griezmann y Lenglet o Martin Braithwaite, quien actuó con Dinamarca.

Contacto con Koeman

Todos ellos estarán a disposición de Ronald Koeman para el primer amistoso de la pretemporada del sábado ante el Nástic en el Johan Cruyff, aunque es probable que los protagonistas sean los jugadores que se están ejercitando en la Ciutat Esportiva las dos últimas semanas y necesitan el ritmo de los partidos.

En cualquier caso, Griezmann tendrá la ocasión de conocer el viernes personalmente a Ronald Koeman, aunque ya tuvieron una toma de contacto telefónica en la que el míster del Barça le transmitió que sería un jugador clave en su proyecto.

Centrado

El ariete ha aprovechado la estancia con Francia para ponerse a punto físicamente y, al mismo tiempo, recobrar buenas sensaciones antes del inicio liguero con el Barça. Didier Deschamps, su seleccionador, lo situó ante Croacia por detrás de Ben Yedder y Martial y su rendimiento fue óptimo.

Koeman también tiene en mente colocarlo mucho más centrado en el campo de cómo actuó en muchos partidos de su primera temporada en el Barça cuando estuvo enganchado a la banda. La idea es que Griezmann juegue por el centro o, en caso de arrancar desde un lado, desplazarse hacia el centro con asiduidad para buscar su punto fuerte, que no es otro que en los metros finales. Ya sea para marcar, asistir o generar el espacio para los compañeros.

Presión alta

El técnico holandés observa a Griezmann como un futbolista versátil que ofrece muchos recursos tácticos y, además, con su espíritu de sacrificio puede permitir una presión alta sobre el rival.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil