Griezmann se enroca y solo quiere ir al Atlético

El futbolista ya ha comunicado sus intenciones al Barça y su salida se complica porque el acuerdo es difícil

El francés no escuchará otras propuestas y el club blaugrana hace números por si continúa

Griezmann está en el mercado | Marta Fernández

Lo que era un secreto a voces, lo confirmó plenamente el presidente del Barça, Joan Laporta, quien aseguró que estaban abiertos a escuchar ofertas por Antoinne Griezmann. El club blaugrana lleva semanas que le tiene en el mercado y en la planificación se trabaja con la premisa de que el francés saldrá en este mercado. El principal problema es que Griezmann ya ha comunicado al Barça que solo acepta salir si es para fichar por el Atlético de Madrid y esta decisión ha llevado a un bloqueo ante la dificultad de llegar a un acuerdo con los colchoneros.

En el Barça tienen ya claro que Griezmann tiene mucho mercado. Muchísimo. Hay clubs en Inglaterra e Italia que estarían en disposición de pagar íntegramente su ficha en calidad de cedido para afrontar su fichaje durante la próxima temporada. Griezmann sigue siendo un futbolista de primerísimo nivel y el gol se paga caro en Europa. El Barça tenía la intención de avanzar negociaciones con alguno de estos equipos porque necesita imperiosamente rebajar masa salarial, pero Griezmann no piensa escuchar ofertas salvo que provengan del Atlético de Madrid, club por el que sí estaría dispuesto a rebajarse algo el salario.

El bloqueo de la situación causó cierta alarma en la entidad blaugranahace unos días. Se daba por descontado la salida de Griezmann, pero ahora no se ve tan claro y eso preocupa porque el Barça está en el alambre por el problema del límite salarial. Lo conveniente para el club sería dar salida a futbolistas con ficha alta como Umtiti o Pjanic, pero sobre todo lograr que Coutinho y Griezmann abandonen la entidad antes del 31 de agosto. Hoy por hoy es la situación más favorable, pero pinta que las negociaciones para la marcha del francés pueden ser largas y nadie asegura que acaben en éxito. 

Por el momento, el Barça ha decidido congelar el interés de varios equipos europeos por Griezmann. No tiene sentido fiarlo todo a estas negociaciones si el francés no pone de su parte y acepta también establecer negociaciones. Con el Atlético de Madrid se intentó hablar, pero desde el Barça ven absolutamente imposible llegar a un acuerdo favorable. Y lo tienen claro: el Barça no regalará al futbolista ni entrará en el juego de intercambios sin ningún tipo de sentido económico y deportivo. El trueque planteado por Saúl era una ruina económica para el Barça, ya que el centrocampista colchonero pedía un salario altísimo y el Barça, ni siquiera, conseguía amortizar el fichaje de Griezmann. El ‘no’ del club ha sido rotundo, aunque la partida no está acabada.

El Atlético de Madrid no ha descartado, para nada, el fichaje de Griezmann. Juega con la complicidad total del jugador y sabe que el tiempo corre a su favor. Están convencidísimos que el Barça va a tener que aceptar un acuerdo favorable para ellos ante la imposibilidad de cuadrar los números y esperan a que todo pueda hacerse, incluso, en la última semana de mercado. El club colchonero está lanzando mensajes cómo si la operación estuviera muerta e, incluso, Simeone le deseó suerte a Griezmann esta temporada en el Barça. Todo es estrategia para que el Barça acabe aceptando un trueque o una cesión en condiciones muy favorables para los colchoneros. Todo pasa porque el francés se mantenga firme y siga rechazando cualquier oferta que no sea la rojiblanca en este mercado.

En el Barça se lo han tomado con realtiva calma. El jugador ya es consciente de que el club desea prescindir de él, pero también se está trabajando en un escenario económico que contempla su continuidad. Para ello será básico que las ‘vacas sagradas’ del vestuario acepten rebajarse el sueldo y que haya tres o cuatro salidas importantes en las próximas semanas. En el área deportiva creen que podrían cuadrar los números y Griezmann seguiría, aunque debería luchar por un puesto como titular.

En realidad es una partida de poker entre Barça, Atlético y el jugador y todos los escenarios están abiertos. Habrá que ver si el Barça mantiene con fuerza su postura y en el club nadie descarta ahora su continuidad. La prioridad es la salida, pero el Barça se niega a regalar a nadie...y menos a un rival directo como el Atlético. Griezmann ya ha dicho lo que quiere para marcharse del Camp Nou.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil