Griezmann: una ‘Decisión’ ruinosa

Griezmann: una ‘Decisión’ ruinosa

Así fue el error del francés en el lanzamiento de penalti | TELEFÓNICA

Punto final a una etapa infructuosa y decepcionante del tercer fichaje más caro del FC Barcelona

El francés nunca llegó a ostentar el rol de estrella mundial que se le presuponía en su llegada al Camp Nou

Punto final a la etapa de Antoine Griezmann en el Barça. Con el principio acuerdo alcanzado en las últimas horas entre el club azulgrana y el Atlético de Madrid para finalizar el culebrón protagonizado por el atacante francés, el ‘Principito’ se despide definitivamente de uno de los períodos más complicados de su vida deportiva. El tercer fichaje más caro de la historia de la entidad culé se va como el primero, Philippe Coutinho: por la puerta de atrás, con un palmarés deportivo ínfimo –especialmente teniendo en cuenta la expectación que generó su llegada– y a cambio de una cantidad de dinero muy inferior a la que costó en 2019.

Lo que mal empieza, mal acaba. El aterrizaje de Griezmann en Barcelona no pudo ser más turbulento. En verano de 2018, cuando el Barça ya estaba muy interesado en sus servicios, decidió retransmitir su (no) fichaje mediante el famoso documental ‘La Decisión’. “He decidido quedarme”, dijo en unas palabras que no gustaron nada a los pesos pesados del vestuario culé, que se habían mojado públicamente a favor de su llegada. Antoine, sin embargo, se arrepintió. Y, un año después, la fe ciega de Josep Maria Bartomeu en él le permitió llegar a la Ciudad Condal.

Algunos miembros de la plantilla no entendieron que los dirigentes pagaran 120 millones de euros por un futbolista que les acababa de dar calabazas. Y menos aún que, al cabo de poco tiempo, se abonarán 15 millones más al Atlético para zanjar el asunto judicial con el conjunto colchonero, que aseguraba poder demostrar que el acuerdo entre el Barça y el jugador se cerró cuando su cláusula de rescisión ascendía hasta los 200 ‘kilos’. El ‘forensic’ que encargó Laporta confirmó el segundo pago.

Un contrato de estrella

Tal como reveló el diario SPORT hace unos meses, Griezmann percibió un fijo de 17 y 18 millones en sus dos años más 8 en variables hasta un global de 46,5 ‘kilos’. De cumplir con todos los variables y los cinco años, pudo haber llegado a los 177,5 millones brutos, una cifra elevadísima, de auténtico crack mundial. El atacante galo nunca llegó a ostentar dicho rol. Su estilo de juego nunca se acabó de adaptar al peculiar ‘ADN Barça’ y el liderazgo de leyendas del barcelonismo como Leo Messi, Sergio Busquets y Gerard Piqué era incuestionable y, por ende, fue relegado a un segundo plano en todos los aspectos.

El balón lo cura todo. Si el rendimiento del francés hubiera estado a la altura de las expectativas, la afición se hubiera acabado olvidando de las cuestiones extradeportivas. Griezmann, no obstante, nunca logró generar consenso sobre el ‘verde’. Marcó 35 goles y realizó 17 asistencias en los 102 encuentros que disputó con la elástica azulgrana. Solo conquistó un título, la Copa del Rey. Y, el verano pasado, cuando se fue Messi y tenía la oportunidad de asumir galones, las necesidades económicas del Barça y su voluntad de regresar al Metropolitano le ‘empujaron’ a rehacer el camino que emprendió en 2019.

Se fue cedido y ha acabado acatando la regla de los 30 minutos para abaratar su traspaso definitivo al Atlético. Entre todos los pagos, el club catalán recuperará 30 millones. No hay mal que por bien no venga.