Griezmann, qué bueno que te fuiste

Griezmann, qué bueno que te fuiste

Así fue el error del francés en el lanzamiento de penalti | TELEFÓNICA

El acuerdo de rescisión de Griezmann por valor de 20 millones a favor es el punto final a una historia de despropósitos

Un fichaje que contiene todo lo que nunca más tiene que volver a repetirse

Ha llegado por fin el momento en que el Barça ha logrado desvincularse de uno de los fichajes más caros y desestabilizantes de los últimos años.

El acuerdo de rescisión de Griezmann por valor de 20 millones a favor es el punto final a una historia de despropósitos (que empezó con el documental de la vergüenza) y el finiquito es sin duda una proeza de Laporta y de su equipo, que por una cifra más que razonable logran desprenderse de un activo tóxico además de carísimo.

A veces la Junta actual hiperdimensiona el concepto de "herencia" para justificar sus actuaciones. En el caso de Griezmann tienen toda la razón. Un fichaje que contiene todo lo que nunca más tiene que volver a repetirse.