El gran viaje de Nico González: de Montañeros a la elite

HISTORIA SPORT

El gran viaje de Nico González: de Montañeros a la elite

Nico, a la derecha de la imagen, de pie y con chándal
Nico, a la derecha de la imagen, de pie y con chándal | Montañeros

Viaje a los orígenes del '14' del Barça; el hijo de Fran que siempre jugó con dos años de adelanto

El Depor le hizo una oferta, pero para jugar en la categoría que le correspondía por edad (benjamines) mientras él ya competía en alevines

El Atlético Coruña Montañeros FC, simplemente Montañeros o ‘Monta’ en el fútbol coruñés, es uno de los clubes más representativos del fútbol base de Galicia. Allí creció uno de los grandes talentos del Barça, Nico González, hijo de Fran, mito del Deportivo de la Coruña y protagonista de un viaje apasionante desde que con poco más de seis años ingresó en el Montañeros.

"Lo que más me llamó la atención desde el principio era su competitividad: lloraba incluso cuando perdía las pachangas de los entrenamientos", recuerda Alfredo Méndez, vicepresidente de Montañeros, rememorando el paso de Nico por el club. Varios jugadores han llegado a Primera división tras pasar por el ‘Monta’ –Lucas Pérez, Remeseiro o Pape Cheikh-, pero ninguno dejó tanto impacto como Nico.

"Tenía y tiene una mentalidad diferente, eso es lo que marcaba la diferencia", resume Méndez, que ha seguido muy de cerca la trayectoria de Nico, entre otras razones porque su hijo, que ahora juega en la UD Carral, compartió equipo con el hijo de Fran.

Alfredo Méndez, vicepresidente de Montañeros

| Sport.es

"Solo así podía hacer lo que hacía; jugar con futbolistas que tenían dos o tres años más que él”. Nacido en 2002, compartía equipo con los de la generación de 1999. "Estaba en edad benjamín y ya jugaba con cadetes de segundo año", apunta Méndez.

"Tenía un golpeo extraordinario y mucha llegada. Y algo muy importante también: era casi imposible quitarle el balón. Su padre trabajó mucho con él, en Nico hay muchas horas extras de Fran", detalla el directivo del Montañeros.

La huella de 'Asti' y de Paz

Dos entrenadores fueron los que más le ayudaron a impulsar su carrera en el club coruñés: primero Alejandro Roo ‘Asti’ y más tarde, Jaime Paz, con quien Nico llegó a ser subcampeón de Galicia.

Quizá si Nico hubiera recalado en otro club su trayectoria habría sido muy diferente. Pero el ‘Monta’ es especial. "Intentamos cuidar nuestra manera de jugar, hacer un fútbol combinativo, de toque", resumen en el club.

"Durante una época era habitual que los hijos de los jugadores del Deportivo viniesen a entrenar con nosotros", subraya Méndez.

No solo eso: también está la historia, porque el Montañeros se fundó en 1968, a raíz de un grupo de ‘boy scouts’ de los jesuitas, y curiosamente, vinculados inicialmente a una peña del Real Madrid que existía en La Coruña.

El club vivió sus años de gloria entre 2009 y 2012, cuando jugó en Segunda B. Ahora el equipo senior está en Preferente, con opciones de subir a Tercera, pero sigue siendo un club potente en la base, con 18 equipos, desde prebenjamín (los biberones) hasta el senior. 

Nico llegó al Montañeros de la mano de su tío José Ramón, también futbolista profesional y que durante una etapa fue el entrenador del primer equipo del ‘Monta’. "Durante una época era habitual que los hijos de los jugadores del Deportivo viniesen a entrenar con nosotros", subraya Méndez.

Nico, a la derecha de la imagen, de pie y con chándal

| Montañeros

La oferta del Depor a Nico

En fútbol base, el Montañeros compite de tú a tú con el Depor y es un club muy reputado en el ambiente futbolístico coruñés. La relación entre el Depor y el Montañeros es buena, de rivalidad sana. Y surge una pregunta en la conversación. ¿Cómo es que Nico nunca llegó a jugar en el Deportivo de la Coruña?

“Tuvo una propuesta. La familia de Nico llegó a hablar con el Depor cuando él estaba en edad benjamín pero ya jugaba en categorías superiores con nosotros. El Depor le ofrecía jugar, pero en benjamines, en la edad que le correspondía, y aquí ya iba más avanzado”, explica Méndez.

Nico jugó en el ‘Monta’ entre los 6 y los 12 años, cuando aceptó la propuesta del Barça para integrarse en La Masia. Su padre, Fran, era reacio porque creía que Nico era demasiado pequeño.

"La familia de Nico llegó a hablar con el Depor cuando él estaba en edad benjamín pero con nosotros ya jugaba en categorías superiores"

"Yo creo que se acabó imponiendo el afán de Nico por jugar en el Barça porque es muy, muy culé", recalca el vicepresidente del Montañeros.

"Ya cuando jugaban las pachangas en el colegio se dividían entre los que eran del Barça y los que eran del Madrid; Nico siempre elegía el bando barcelonista sin dudar". 

El club azulgrana se llevó una perla. "Además, el Barça hizo bien las cosas: vinieron a La Coruña, nos preguntaron por él, nos pidieron si le dábamos libertad para jugar un par de torneos con ellos y ahí empezó todo", cuenta Méndez. Fran explicaría tiempo después que la decisión de su hijo le obligó a hacer lo que nunca quiso hacer, emigrar de Galicia. 

En la sede de Montañeros, a las afueras de La Coruña, lucen un buen puñado de trofeos de fútbol base. Fotos de Nico ya quedan pocas porque hace diez años que el hijo de Fran se fue a Barcelona, pero algunas hay: un Nico siempre sonriente, disfrutando del fútbol con naturalidad.

Lo que tampoco habrá es un ingreso extra si Nico es traspasado algún día a otro club porque se fue de Montañeros antes de cumplir los 12 años y es a partir de esa edad cuando se pagan los derechos de formación. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil