La gran decisión del Barça sobre Neymar

El vestuario y los técnicos del FC Barcelona insisten en el fichaje de Neymar este verano

El Barça ha priorizado otras operaciones y, ahora, debe decidir si va a por el regreso del brasileño

¿Recordáis esta obra de arte de Neymar con la camiseta del FC Barcelona? | FC Barcelona

Si hay un fichaje que realmente cohesiona al vestuario, cuerpo técnico y área deportiva es, indiscutiblemente, el de Neymar. El Barça estaba decidido a afrontar su regreso esta temporada, pero la crisis del coronavirus ha ido frenando el ímpetu ante la dificultad económica de la operación. El Barça había enfriado el tema, pero la plantilla desea su regreso por encima de todo y el entrenador, Quique Setién, le abrió de par en par las puertas dejando claro que sería un refuerzo de otro nivel para el nuevo proyecto deportivo. La presión es enorme y el Barça debe tomar ahora la gran decisión sobre si ir con todo a por Neymar o esperar unos meses a que su relación con el PSG siga deteriorándose aún más. 

La planificación inmediata del Barça está más que clara. El área deportiva ha priorizado claramente la llegada de un delantero centro con proyección y están ya muy cerca de concretar el fichaje de Lautaro Martínez, que podría ser una de las grandes operaciones del mercado de verano. Con él llegaría también en los próximos días Miralem Pjanic, un futbolista que viene para apuntalar el centro del campo. Estas dos contrataciones se han priorizado para avanzarse a posibles competidores y dejar medio hecho ya el nuevo proyecto antes de que finalice la temporada.

La gran inversión prevista para este mercado irá para Lautaro Martínez. El Barça no piensa pagar los 111 millones de su cláusula de rescisión y la rebajará con la inclusión de algunos futbolistas, pero es evidente que el club blaugrana deberá poner cerca de 60 millones de euros. Es una cifra alta, aunque se podrá pagar a plazos. En principio, este será todo el cash disponible en este mercado de verano, ya que la rebaja de ingresos ha sido brutal por la crisis y existe muy poco margen para invertir.

A partir de aquí, el objetivo primordial del área deportiva es concretar el mayor número de salidas posibles para rebajar la masa salarial de la primera plantilla. Muchos jugadores entrarán en trueques y a otros se les está buscando acomodo. Se trata de colocar en el mercado a futbolistas a los que les queda solo un año de contrato o jugadores que van a tener poco protagonismo el próximo curso, pero cobran un salario alto. El Barça necesita vender o computar salidas por un valor cercano a los 100 millones de euros antes del 30 de junio y el área deportiva anda muy enfocada en este tema, ya que los futbolistas blaugrana son muy reacios a entrar en el mercado.

La carpeta Neymar parecía olvidada en las últimas semanas. Desde la alta dirección del club se ha ido enfriando el interés, porque las condiciones económicas son muy duras para el Barça y asumir su ficha, por mucha rebaja que haya, sería sumamente complicado. Otra cosa es que el club blaugrana tiene claro que su fichaje podría ser determinante para conseguir la Champions de nuevo y su regreso crea un consenso total. Setién abrió la caja de los truenos, pero la realidad es que el club sigue haciendo números para hacerlo posible.

 La opción Neymar solo sería posible a través de una negociación con trueque de jugadores importantes. El Barça sabe que el PSG, este verano, sí estará por la labor de desprenderse de Neymar. Y también tienen indicadores claros de que hay varios futbolistas de su plantilla que interesan y mucho a los parisinos. Desde el área deportiva se ve mucho más factible concretar la operación que el año pasado.

¡Y decían que estaba gordo! El sprint de 50 metros de Neymar para callar bocas | TWITTER.

El Barça no quiere remover nada ahora, porque los nombres implicados en el trueque son importantes y la competición está cerca de regresar. La idea es esperar para decidir a finales de julio. Hay un gran debate interno sobre esta operación y muchísima presión. Y, hoy por hoy, no se ha decidido nada. La vuelta de Neymar sigue viva en los despachos y se podría activar en el momento preciso.

Prueba de ello es que la comunicación del Barça con la familia Neymar sigue siendo muy fluida. Todos tienen claro que sería una buena operación para todas las partes, pero el Barça deberá cuadrar muy bien sus piezas para que sea factible su llegada. Desde el punto de vista deportivo, el club ya tenía previsto antes del coronavirus la adquisición de Lautaro y la de Neymar. Los técnicos están convencidos de que todos los cracks podrían jugar juntos y que habría rotaciones suficientes para mantenerles contentos. Neymar ha vuelto al primer plano y su regreso no esta descartado. Ni mucho menos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil