Los goles pueden dar a Messi su cuarto Balón de Oro

Jordi P. Camí

Leo Messi tiene un objetivo entre ceja y ceja hasta finales de año: superar los 85 goles marcados por Gerd Müller en 365 días. Sólo le quedan tres tantos para lograr su reto y por el camino ya ha superado a uno de los grandes del fútbol mundial como es Pelé.

Y es que el delantero blaugrana ya lidera la clasificación de la Bota de Oro, que ya ganó el curso pasado con 50 tantos, gracias a sus 19 goles en 13 partidos de Liga y cinco dianas en la Champions. Precisamente en la máxima competición europea fue el pichichi de la temporada anterior y este año ya se ha convertido en el segundo mejor realizador de todos los tiempos con 56 goles, a 15 de Raúl González.

Todos esos goles, además de la Copa del Rey 2012 y de llevar al Barça a semifinales de la pasada edición de la Liga de Campeones y de tener al equipo de Tito Vilanova como líder dominador en Liga y Champions este año, son el gran aval de Leo Messi para conseguir el que sería su cuarto Balón de Oro consecutivo, un récord que no ha logrado ningún otro futbolista antes.

Además también es el líder y capitán de su selección, una Argentina que lidera el grupo sudamericano en la clasificación para el Mundial de Brasil 2014 y en la cual ya es referencia. Messi ya es respetado por los suyos y sólo le falta dar el Mundial a Argentina para ser considerado el más grande de todos los tiempos.

Sigue en SPORT la elección de los tres finalistas al Balón de Oro 2012

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil