El récord más agridulce de Messi

Por fin llegó el gol 700 de Leo, pero no sirvió para que el Barça lograra un triunfo ante el Atlético que era imprescindible

Fue después de tres partidos de sequía y de penalti, un espectacular lanzamiento a lo Panenka, pero su objetivo ayer era otro

Messi y sus siete goles centenarios | Perform

Leo Messi consiguió el que quizás recordará como su récord más triste. Tras varios partidos buscando el gol número 700 de su carrera profesional, el capitán del Barça pudo, por fin, conseguir la gesta; pero a diferencia de casi siempre, esta vez no sirvió para que su equipo se hiciera con un triunfo ante el Atlético (se quedó en un insuficiente 2-2) que era imprescindible para mantener las aspiraciones al título de Liga.

Eso no quiere decir que el genio de Rosario no firmara un tanto de clase infinita. El gol 700 llegó de penalti, pero Leo lo transformó con un impecable y sutil lanzamiento al estilo Panenka.

Con esta diana, el argentino ya ha firmado 630 con la camiseta del FC Barcelona en 724 partidos. Además, en estos duelos, ha repartido 252 asistencias y, si se confirma la victoria. A esta cifra hay que sumar los 70 tantos con la camiseta de Argentina, de la que es tambièn el máximo golador de la historia.

GRUPO DE PRIVILEGIADOS

El genio de Rosario ingresó de esta manera en un grupo muy selecto y reducido, en el que se encuentran artilleros históricos como Josef Bican (805 goles en 530 partidos), Romario (772 en 965), Pelé (767 en 842), Ferenc Puskas (746 en 754), Gerd Müller (735 en 762) y Cristiano Ronaldo (728 en 1.005).

El gol del ‘D10S’ del Barça también tiene rédito a nivel doméstico pues es el número 22 en su cuenta en la Liga 2019-20. De esta forma, Leo se consolida un poco más en el primer puesto en la carrera por el Pichichi. En el caso de ganarlo, sería su cuarto galardón consecutivo; un récord en si mismo que además sería antesala de otro pues llegaría a los siete premios como máximo artillero de la competición, dejando atrás a Telmo Zarra. El legendario delantero del Athletic Club conquistó seis.

Pero, a pesar de todos estos registros de récord, Messi no abandonó el terreno de juego del Camp Nou satisfecho porque el equipo había encadenado un nuevo empate que, a la espera de lo que suceda esta noche en el Real Madrid-Getafe, puede haber enterrado las opciones de título de Liga del Barça. 

 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil