El Gamper inaugura una nueva era

El Gamper inaugura una nueva era

Último entrenamiento del FC Barcelona antes del Gamper | Efe

El Barça se presenta hoy en el Camp Nou con un proyecto ilusionante y con muchas caras nuevas

Xavi inicia desde el banquillo la que será su primera temporada completa como técnico blaugrana

Hoy arranca todo y nadie sabe cómo irá. Ni si los títulos irán cayendo uno tras otro o las piedras en el camino, que las habrá, supondrán obstáculos insalvables para el nuevo proyecto. El futuro es impredecible, pero el presente, por lo menos a nivel deportivo, sugiere que lo de hoy es el inicio de algo grande. La energía positiva con la que el barcelonismo respira este verano supone, sobre el papel, un punto de inflexión respecto a las anteriores temporadas, en las que el objetivo era sobrevivir sin poder marcar tendencia.

La 57ª edición del Trofeo Joan Gamper llega cargada de novedades, con cierto estilo ‘vintage’ porque será la puesta de largo de cinco fichajes que han levantado la moral de la tropa. El torneo veraniego culé pinta a cita de las grandes, como cuando Leo Messi dejó con la boca abierta a la Juventus de Capello, aunque eso son palabras mayores. El Gamper llega tras dos años insulsos, uno disputado a puerta vacía y el otro en el Estadi Johan Cruyff. El Gamper llega cuando el Barça ha puesto la primera piedra de un proyecto de época, ganador e ilusionante. El Gamper, más allá del rival, que siempre acaba siendo una anécdota, tiene pinta de punto de inflexión. Ahí están Lewandowski y Koundé, pero también Kessie y Christensen. Y por supuesto Raphinha. Todos se han tirado a una piscina sin saber si había agua, deslumbrados por la historia del club y los colores de su escudo, ese mismo que vestirán hoy ante miles de aficionados.

El Barça y el Pumas se miden en la Trofeo Joan Gamper

| SPORT.es

La fe que estos jugadores han puesto en el proyecto, pese a ser conscientes de que la situación económica del club no era la mejor y de que a nivel deportivo la última temporada fue un desastre, merece el respaldo de un Camp Nou que atardecerá con la mochila de la ilusión cargada. El orgullo culé ha vuelto al club antes de que lo haga el propio Barça, ese equipo que no gana la Champions desde 2015, pero que hoy está un poco más cerca de hacerlo que ayer.

Xavi, desde el inicio

Todo huele a nuevo. También en el banquillo. Cierto es que Xavi Hernández y su equipo aterrizaron en noviembre de 2021, sustituyendo a Ronald Koeman, pero lo hicieron a media temporada, sin demasiado margen de maniobra, con unas finanzas que daban miedo y con la responsabilidad de clasificar al equipo para la Champions que se disputará esta temporada. El objetivo se cumplió, en parte gracias a los fichajes realizados durante el pasado mercado de invierno. Disputar la máxima competición europea de clubs era condición indispensable para llegar al Gamper con las expectativas altas. Xavi vivirá hoy ante su afición la puesta de largo del primer proyecto que liderará desde su inicio.

Desde que se puso al mando esta pretemporada todo han sido buenas noticias. Más allá de los fichajes, el equipo está respondiendo a las expectativas. Pese al empate ante el Olot, una anécdota en el estreno veraniego, las sensaciones han sido muy positivas. En la gira por Estados Unidos golearon al Inter Miami_(0-6), ganaron el clásico de Las Vegas (1-0), empataron ante la Juventus (2-2) en Dallas y superaron al New York Red Bulls (0-2). Trece goles a favor y cuatro en contra son el balance antes de recibir a Pumas UNAM en un Camp Nou en el que se espera una buena entrada a una semana del inicio de la competición oficial, que arrancará con la primera jornada de LaLiga ante el Rayo Vallecano el próximo domingo 13 de agosto. Joan Laporta pidió durante la presentación de Robert Lewandowski que la afición acudiera al estadio para dar la bienvenida al nuevo Barça.