La verdad sobre el futuro de Messi

CONFIDENCIAL SPORT

La verdad sobre el futuro de Messi

Diez razones por las que Leo Messi debería volver al Barça | Marta Fernández

Laporta quiere que regrese al Barça y ya ha empezado a hacer movimientos para intentar sanar las heridas de su dolorosa salida

Messi no tomará ninguna decisión hasta después del Mundial y tiene varias alternativas, entre ellas la renovación con el PSG

Laporta quiere que Messi regrese al Barça. Y hará todo lo posible para que el retorno del crack argentino sea una realidad. Otra cosa es que, finalmente, lo consiga. Aunque conociendo al presidente, pondrá el máximo empeño en ello. De hecho, es su ilusión. Su gran ilusión: que Messi se retire vestido de blaugrana después de un año entero de homenajes por todos los campos de España y de Europa.

Laporta sueña con un adiós planificado y emotivo del mejor futbolista de la historia. Con el objetivo, al mismo tiempo, de borrar aquellas tristes y dolorosas imágenes de agosto de 2021, con su salida precipitada por culpa de la gravísima situación económica del club y su posterior fichaje por el PSG. Aunque para que el regreso de Messi pueda ser algún día una realidad, primero hay que cerrar las profundas heridas abiertas hace poco más de un año. 

La voluntad de Laporta

Me consta que Laporta está en ello. Con la máxima discreción posible, porque si hay una cosa que no soporta Messi es que se utilice su nombre en vano. El presidente es consciente de las dificultades económicas, deportivas e incluso institucionales que comporta el retorno del crack argentino, pero está convencido de que puede superarlas. Ayer, el vicepresidente Eduard Romeu fue interrogado sobre el tema y volvió a encender el faro de la ilusión de todos los culés: “¿El regreso de Messi? Sabemos hacer milagros”.

Los tres milagros

Y es que el Barça necesitará no uno, sino tres milagros, para que Messi vuelva a vestir de blaugrana. El primero es que el propio crack argentino quiera regresar, cosa que todos presuponemos pero que él no ha anunciado ni siquiera filtrado. El segundo es que su fichaje encaje en una masa salarial que el propio Romeu anunció ayer que hay que reducir hasta los 500 millones. Y el tercero es que, futbolísticamente, encaje en el proyecto de Xavi, aunque todos sabemos ya que el técnico blaugrana acogería a Messi con los brazos abiertos.

La oferta del PSG

De todas formas, en esta ecuación hay tres partes. Además de la voluntad del Barça, están los intereses del PSG y, por encima de todo, los deseos del propio Messi. El club francés quiere retener al futbolista y le ofrecerá en las próximas semanas la renovación por una temporada más una segunda opcional, con el mismo salario que está percibiendo actualmente, unos 30 millones de euros netos anuales. Messi se ha convertido en un icono mediático para la entidad gala, que ha ingresado 700 millones de euros más en patrocinios y venta de camisetas desde la llegada del argentino. Messi es un activo futbolístico y un negocio para el PSG y Al-Khelaïfi difícilmente va a permitir que se le escape de las manos.

El deseo de Leo 

¿Y Leo qué piensa? Pues que no quiere tomar ninguna decisión sobre su futuro hasta después del Mundial. Tiene tres opciones encima de la mesa: volver al Barça, seguir en el PSG o probar la aventura americana. Aunque tampoco se descarta que le surja alguna propuesta más exótica. De momento, está centrado en esta temporada y en su preparación para la que puede ser su última oportunidad de ganar la Copa del Mundo con la selección de Argentina. 

Gran rendimiento

Messi se siente cada vez más cómodo en el PSG. Está rindiendo a un nivel espectacular: lleva 8 goles y 8 asistencias en 13 partidos. El conjunto galo lidera la Ligue 1 con ocho victorias y solo un empate en nueve partidos y en la Champions también encabeza la clasificación de su grupo con dos victorias y un empate en tres encuentros. Su objetivo pasa, sin duda, por conquistar un doblete que sería histórico para el PSG y que le daría a Leo esa Copa de Europa que tanto se le resiste desde su último título con el Barça en 2015.

 ¿Decisión en enero?

Deportivamente, pues, el crack argentino está más que contento con su apuesta por el club francés, mientras que a nivel personal ya se ha acostumbrado a su nueva vida en París, después de un año de aclimatación. Hasta enero, pues, compás de espera... Aunque fuentes cercanas al jugador aseguran que la decisión podría demorarse durante más tiempo. Habrá que tener paciencia porque está claro que, por muchas presiones que se ejerzan desde todos los ámbitos, el futuro de Messi solo lo va a decidir Messi.