El futuro de Antoine Griezmann: Límite, 5 días

"Antes de que empiece el sábado el primer partido del Mundial [ante Australia], comunicaré mi decisión", ha dicho el francés a la televisión TF1

En el FC Barcelona hay optimismo porque el delantero francés aún no ha renovado con el Atlético; El presidente Bartomeu está llevando el tema de forma personal con sus colaboradores más afines

Griezmann desvelará su futuro esta semana | Perform

 El futuro deportivo del delantero francés Antoine Griezmann está a punto de desvelarse. El primer ‘culebrón’ del verano llegará a su fin en cuanto el todavía jugador del Atlético de Madrid manifieste públicamente la decisión que ha tomado, bien aceptar la oferta de renovación de su club o, por el contrario, arrojarse a los brazos del FC Barcelona, club que lleva muchos meses trabajando en esta operación. Prácticamente, todo un año.

Eso ocurrirá en las horas previas al debut de Francia en el Mundial de Rusia. Así lo dijo el propio Griezmann en el programa ‘Telefoot’ del canal francés TF1: “Antes de que empiece el primer partido lo comunicaré. Esa es mi decisión”, manifestó. El combinado ‘blue’ debutará este sábado a las 12.00 horas en Kazán ante Australia dentro del grupo C, donde también se encuentran las selecciones de Dinamarca y Perú.

Consejos de Deschamps 

Griezmann, con mucho sentido común, desea afrontar el Mundial con la tranquilidad de saber que ya ha decidido qué camino quiere tomar en su carrera deportiva. Pretende que a partir de ese momento deje de ser protagonista y pueda centrarse exclusivamente en la cita mundialista, donde Francia tiene la ilusión de reverdecer viejos laureles y hacer un gran papel.
Afirman en Francia que el propio seleccionador nacional, Didier Deschamps, le habría aconsejado actuar así para que los medios de comunicación dejaran de preocuparse cada día por su futuro y así todo el mundo se preocupara única y exclusivamente en los partidos del Mundial. Deschamps ha hecho mucho hincapié en que todos los temas o problemas personales deben quedar fuera de la selección, por eso autorizó a que Samuel Umtiti viajara a la Ciudad Conda para que renovara por el FC Barcelona antes de empezar el Mundial cuando ya estaba concentrado con la selección francesa. Deschamps,además, ya demostró su fuerte personalidad al no temblarle el pulso cuando dejó fuera del seleccionado al mismísimo Benzema.

Esperanzas en el Barça 

Mientras tanto, en el seno del FC Barcelona hay máxima esperanza e ilusión en que la decisión de Griezmann sea favorable a sus intereses. Están firmemente convencidos de que se mantendrá en la palabra que hace tiempo le dio al club azulgrana.
El hecho de que el delantero no haya manifestado públicamente su deseo de seguir en el Atlético ni, sobre todo, haya aceptado la renovación y mejora de contrato ofrecido por el club colchonero, es un síntoma inequívoco de que continúa ilusionado con vestirse de azulgrana.
Todo ello teniendo en cuenta la enorme presión que en el Atlético se le ha hecho al jugador tanto por parte de su presidente, entrenador, compañeros de equipo y aficionados en general.
Aunque desde hace un tiempo el timón de las conversaciones con Antoinne y su representante, se hermana Simone Maud,(sobrevivió milagrosamente al brutal atentado en la sala Bataclán de París), las está llevando personalmente el presidente Josep Maria Bartomeu, la persona que ideó el fichaje de Griezmann, lo propuso y plantó la primera semilla fue Robert Fernández en su condición de secretario técnico del FC Barcelona. Un hombre que, por cierto, ha dejado su cargo para que pase a ocuparlo Eric Abidal.

La marcha de Neymar 

Efectivamente, Robert Fernández abrió las conversaciones con el delantero colchonero y con su hermana. La idea de fichar a Griezmann ya se planteó en la última temporada de Luis Enrique como entrenador. Saber que su cláusula de rescición de contrato pasaba de 200 millones a 100 en julio de 2018 hizo que se redoblara el interés.
Griezman, en todas las conversaciones que ha mantenido con los emisarios azulgranas durante este largo año, mostró siempre un gran interés por jugar en el Barça, más allá de la mejora económica, porque podría aspirara a ganar todos los títulos posible cada temporada y ser protagonista, una certeza que tuvo cuando Neymar abandonó el Barça. Entonces si que vio claro que su futuro estaba en el Camp Nou. Ahora habrá que ver si mantiene ese deseo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil