Funcionó el experimento de Dembélé como carrilero

Asistió a Pedri en el segundo gol y anotó el tercero cuando más atascado estaba el partido

Se reencontró con el gol tras seis partidos sin ver puerta y anotó su 30ª diana como blaugrana: 15 con la derecha y 15 con la izquierda

Regreso a los orígenes. Dos años y medio después de estrenarse como carrilero derecho en el Ciutat de València, Ousmane Dembélé repitió en la misma posición. En diciembre de 2018 fue el parche de que se sacó de la chistera Valverde para suplir la baja de última hora de Semedo. En esta ocasión, ha sido una apuesta decidida de Koeman, quien ya probó con el ‘mosquito’ en la última jornada ante el Atlético de Madrid, dándole entrada por Dest a quince minutos del final.

Dembélé empezó titubeante el partido, en su regreso a la titularidad, con poco trabajo en la vertiente ofensiva y un error de bulto en defensa. El francés recibió un balón bombeado del Levante que, con un erróneo control de pecho y un resbalón desafortunado, pudo acabar costando el primer gol de los locales. Por suerte para los blaugrana, Toño no aprovechó el regalo de Ousmane para abrir la lata.

Quien sí lo hizo fue Leo Messi, cuyo gol de volea permitió que el partido se pusiese más de cara y el ‘11’ del Barça pudo empezar a exhibir sus virtudes en ataque. Dembélé se subió a la moto y por el carril derecho dejó atrás a Óscar Duarte, en la línea de cal y con el exterior del pie izquierdo asistió a Pedri para que, a la tercera sí, viese puerta y situase el 0-2 en el marcador.

Dembélé ha anotado el tercer gol del Barça ante el Levante

| AFP

Amo y señor del carril

Las molestias de Ronald Araujo en el tobillo izquierdo no le permitieron regresar al césped en el segundo tiempo y Sergi Roberto le sustituyó. Koeman, sin embargo, mantuvo a Dembélé como carrilero y el de Reus se situó como defensa diestro en la línea de tres centrales. Tampoco le movió el cambio de Mingueza por Pedri, pero si lo hizo definitivamente la entrada de Dest en el minuto 81.

Y el ‘mosquito’ volvió a picar

20 minutos antes de ser sustituido y con el partido atascado tras los dos goles del Levante, Dembélé aprovechó un mal rechace en el área rival para cazar el cuero y fusilar a Aitor. El francés se reencontró con el gol, tras seis partidos sin ver puerta, y sumó su 30º gol con la camiseta del Barça: 15 de ellos con la izquierda y, ahora, 15 con la derecha también.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil