Sport.es Menú

El fugaz paso de Pulisic por el Barça

Ya cuando era alevín estuvo una semana entrenando con el equipo que dirigía Jordi Font

La normativa FIFA fue un obstáculo insalvable para que el Barcelona pudiese ficharlo

Pulisic es uno de los numerosos jugadores que tiene cedidos el Chelsea | Mediapro

Quizá sea por su condición de norteamericano, pero lo cierto es que el nombre de Christian Pulisic siempre  ha sonado en el mundo futbolístico. Ya se sabe que Estados Unidos no se caracteriza precisamente por sacar buenos futbolistas y por ello los casos como el de Pulisic dan más que hablar. Ahora, su nombre ha saltado de nuevo a la palestra, por su millonario traspaso del Borussia Dortmund al Chelsea, ya anunciado pero que no se hará efectivo hasta el próximo verano.

Pero hay una historia poco conocida y es la de su fugaz paso por el FC Barcelona. Pulisic pasó varias pruebas con el club catalán.La primera fue en la temporada 2008-2009 cuando estuvo una semana con el alevín B que dirigía entonces Jordi Font. “Su padre creía que en Estados Unidos no podría progresar más y por eso buscaba un equipo en Europa”, cuenta Jordi. En ese equipo coincidió, por ejemplo con Dani Olmo.“Era un jugador muy pequeño, pero se le veía un potencial.Era especialmente bueno en el uno contra uno”, explica Albert Puig, coordinador del fútbol base del Barça en esos años en los que el club azulgrana quería fichar a Pulisic pero se encontraba con un obstáculo insalvable: era la época en la que la FIFA ya amenazaba al Barça con sanciones por el fichaje de menores e incluso llegó a prohibir que entrenaran jugadores que no reunieran las condiciones que el organismo requería.

El Barça había llegado antes a un acuerdo para que Pulisic viajara un par de veces a Barcelona para entrenar. El club catalán pagaba su estancia en un hotel y el padre del jugador era quien pagaba el avión. Así fue. El jugador norteamericano pasó varias pruebas más, hasta que, ya como cadete, el padre comenzó a buscarle otros destinos. Aprovechando que un familiar lejano tenía la nacionalidad croata, pudo sacarse el pasaporte y al final, después de probar por otros equipos, fichó en enero del 2015, y con 16 años de edad,  por el Borussia Dortmund.

Ahora, con 20 años, Christian Pulisic ya se ha hecho un nombre en el mundo futbolístico pero lo cierto es que en esos años en los que pasó varias pruebas en el Barça ya comenzaba a mostrar lo que podía llegar a ser en un futuro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil