Freno a la irrupción de Trincao

El portugués ha jugado menos de media hora entre los dos últimos partidos

El atacante podría tener una nueva oportunidad para redimirse este miércoles contra el Elche

10 curiosidades que no sabías de Trincao | Maite Jiménez

Jordi Carné

Francisco Trincao necesitó casi 1.000 minutos para celebrar su primer tanto con la camiseta del FC Barcelona. El atacante portugués se redimió en el Benito Villamarín con un latigazo con el que no solo desechó parte de las dudas que lo acompañaban desde su debut, sino que también permitió al conjunto azulgrana llevarse una victoria muy importante en la lucha por la Liga contra un Betis que solo ha perdido ese partido desde que empezó 2021.

En Sevilla se empezó a vislumbrar el futbolista que maravilló en el Sporting de Braga, el que impulsó a la secretaria técnica culé a pagar 31 millones de euros para obtener sus servicios y a rechazar, pocos meses después, una oferta por él de 60 millones.

Sus números no fueron excesivamente destacables ese día: jugó 33 minutos, participó 19 veces y realizó 14 pases con un acierto del 86%. El hecho de marcar el gol decisivo, sin embargo, le otorgó una confianza en sí mismo que no tardó ni una semana en exhibir en el Camp Nou. Después de jugar solo un minuto en la Copa frente al Sevilla y pasar desapercibido, vivió su mejor noche como azulgrana. Anotó dos dianas en el triunfo contundente contra el Alavés, se asoció más que nunca con sus compañeros –acertó el 82% de los 39 pases que intentó– y entró en contacto con el balón en 59 ocasiones.  En los 90 minutos que jugó no hubo rastro de ese Trincao dudoso, titubeante, que había desesperado al barcelonismo, necesitado de encontrar jugadores ilusionantes en vistas al futuro, desde el inicio de temporada.

Vuelven las dudas

El fútbol es efímero en las victorias y en las derrotas. Para lo bueno y para lo malo. Y lo cierto es que Trincao lo ha podido comprobar de primera mano. Pese a que tanto el vestuario como el cuerpo técnico manifestaron su satisfacción públicamente al ver que, por fin, le salían las cosas, la realidad es que cuando ha llegado la hora de la verdad ha vuelto a perder protagonismo. Ronald Koeman no ha negociado el tridente formado por Leo Messi, Antoine Griezmann y Ousmane Dembélé.

Frente al PSG el portugués no superó ni el cuarto de hora de juego, no acertó ninguno de los dos pases que intentó y el hecho de que entrara cuando el marcador ya era muy favorable a los intereses parisinos no le ayudó a participar demasiado; ante el Cádiz tampoco fue titular y en los 16 minutos que disputó fue incapaz de volver a vestirse de héroe para evitar el tropiezo azulgrana.

¿Oportunidad frente al Elche?

Es evidente que si se quieren cambiar las cosas no se puede hacer siempre lo mismo. Después de dos decepciones consecutivas con el mismo once inicial, lo más probable es que Koeman apueste por introducir alguna variación en la alineación en las próximas jornadas de Liga y, en función del resultado, en la vuelta de las semifinales de la Copa contra el Sevilla, en la que el Barça intentará remontar el 2-0 del Sánchez Pizjuán.

En este contexto, Trincao tiene ciertas posibilidades de volver a saborear la titularidad el próximo miércoles, en la visita del Elche en el Camp Nou. Salga de inicio o desde el banquillo, el portugués tendrá que demostrar que su irrupción solo ha sufrido un pequeño zarandeo, pero en ningún caso un frenazo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil