De Jong progresa, pero no lo suficiente

El neerlandés trabaja y contribuye al buen partido del Barça, pero con poco protagonismo en ataque

Un cabezazo llegando desde atrás en la primera parte, única acción de peligro de Frenkie

Si no existiese la absurda norma que obliga a los equipos a tener siempre sobre el terreno de juego a siete futbolistas de la primera plantilla, es posible que Xavi Hernández hubiese dado descanso en Sevilla a un Frenkie de Jong a quien defendió el lunes ante las muchas críticas que está recibiendo el neerlandés por su bajo rendimiento.

Después de recibir algún que otro silbido el pasado sábado cuando fue sustituido en el Camp Nou, De Jong ha sido titular en el Sánchez Pizjuán ocupando una posición de interior avanzado en una línea de tres, aunque sus ganas de entrar en contacto con el balón le han hecho más de una vez bajar a buscarlo y situarse cerca de Busquets. Desde esa posición avanzada, ha podido protagonizar una buena llegada en el minuto catorce, pudiendo rematar de cabeza un centro de Jordi Alba. Algo forzado, no ha podido contactar bien con el balón y el remate se ha perdido por encima del larguero de la portería de Bono. Un centro desde la derecha al que ha llegado Abde, ha sido otra de las acciones en la primera parte de un De Jong, que ha aguantado bien la posición y ha ayudado en la presión avanzada, pero que quizá debería haber ayudado más a Dembélé, a quien vigilaban siempre dos jugadores, Rekik y Papu Gómez.

ALGO BLANDO

Ha salido más fuerte el Sevilla en la segunda mitad, aculando al Barça en su campo y provocando unos cuantos saques de esquina seguidos en los que se ha visto algo blando al neerlandés, ganándole el salto los jugadores del Sevilla en un par de ellos. Una buena conducción suya hacia el cuarto de hora ha servido a los de Xavi para quitarse de encima el dominio local. Tras la expulsión de Koundé por una clara agresión a Jordi Alba, el Barça ha tenido mucho más balón, instalándose en el campo del Sevilla y De Jong ha podido aparecer más en el área rival, aunque ha estado algo lento en sus acciones.

Con el Sevilla encerrado, Nico ya sobre el terreno de juego y el Barça buscando el segundo gol, el neerlandés ha dejado su puesto a falta de cinco minutos al otro De Jong, Luuk, para intentar aprovechar algún centro. No ha brillado Frenkie de Jong en Sevilla, pero sí ha contribuido en positivo en el buen y serio encuentro del Barça en el Pizjuán.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil