Frenkie aparece cuando más se le necesitaba

El neerlandés, muy criticado por su rendimiento esta temporada, da el triunfo al Barça con un gol agónico

Hasta ese momento había estado discreto, con solo un pase mérito a Abde

El neerlandés Frenkie de Jong está siendo uno de los jugadores más discutidos del Barça esta temporada. No se olvidan los 75 millones de euros más once en variables que costó para ser un jugador diferencial y las pobres actuaciones que está cuajando en su tercera temporada de blaugrana.

Después de ser suplente en San Mamés en los octavos de final de la Copa del Rey, volvió a tener el neerlandés la confianza de Xavi en Mendizorroza como acompañante de Busquets y Pedri en el centro del campo. Y respondió el neerlandés con el gol de la victoria. Un clásico de De Jong. Ha marcado once goles con el Barça y siempre que marca, gana el equipo. Fue un gol agónico, en el minuto 87 y revisado por el VAR, un gol importante para el Barça y que también lo puede ser para el jugador, que hasta ese momento había cuajado otro partido más que discreto.

Xavi no ha dejado de mostrar su apoyo al jugador desde su llegada. Ha explicado más de una vez que debe ser un futbolista importante de presente y también de futuro, saliendo al paso de las informaciones que colocan al exjugador del Ajax en el mercado para hacer caja el próximo verano. Eso sí, el técnico de Terrassa también se ha cansado de pedir un paso al frente al neerlandés, que está lejos de mostrar todo aquello que enseñó en el Ajax antes de fichar por el Barça y le convirtió en uno de los centrocampistas más prometedores del fútbol europeo.

GOL IMPORTANTE

Jugó en Vitoria como interior por la banda izquierda, cerca de Jordi Alba y del extremo, pero entró muy poco en juego en la primera mitad. Ayudó a los centrales a salir con el balón jugado desde atrás para superar la presión local, pero pisó poco el área rival. Una de las cosas que le pide Xavi a Frenkie de Jong es que llegue desde atrás y aproveche también su buena conducción y potencia para romper líneas, pero ni una cosa ni la otra en una primera parte muy floja de los blaugrana.

Tuvo más presencia en el juego en los primeros minutos de la segunda parte. Con un buen pase al espacio para Abde y con una buena llegada desde atrás, como le pide Xavi, que no pudo aprovechar por centímetros. El centro de Abde, lo buscó de cabeza, pero sin suerte. Sus esperanzadores primeros minutos dejaron paso a unos cuantos pases imprecisos que provocaron que él mismo se desesperase y fuese desapareciendo, pero cuando iba camino de volver a pasar sin pena ni gloria por otro partido, apareció para marcar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil