Francis Cagigao: "Estuvimos cerca de llevarnos a Messi de cadete"

Después de más de dos décadas reclutando a jugadores para el Arsenal, Cagigao cierra una etapa

Hablamos con él de su experiencia con Wenger y de algunos de sus fichajes más celebrados

Francis Cagigao, una vida en el Arsenal
Francis Cagigao, una vida en el Arsenal | RFEF

Durante 24 años, Francis Cagigao ha formado parte del departamento de scouting del Arsenal, los últimos diez como jefe de reclutamiento internacional. Trabajó 21 años con Arsene Wenger, y posteriormente con Unai Emery y Mikel Arteta. A su ojo e insistencia se deben los fichajes, entre otros, de Lauren, Cesc Fábregas, José Antonio Reyes, Santi Cazorla, Nacho Monreal, Mikel Arteta, Emiliano Martínez, Granit Xhaka, Alexis, Carlos Vela, Héctor Bellerin, Robin van Persie, Gabriel Martinelli y William Saliba.

Leo Messi

¿En qué se fija al seguir a un futbolista?

Hay jugadores fantásticos, pero no son siempre necesariamente lo que busca tu club. Debes saber cuál es la filosofía, la cultura para la que trabajas. Una vez identificado eso, buscas jugadores que encajen con esa forma de jugar. Arsène solía decir que los chicos que tiene algo especial entran por la nariz, tiene un ‘olor’ único. Buscábamos esa combinación de inteligencia e intuición, que puedan adaptarse a exigencias técnicas, que piensen en atacar. Eso es lo que quería Arsène, especialmente durante los primeros años. Los buenos suelen tomar decisiones buenas de muy pequeños.

¿Quién fue el primer jugador que recomendó?

Lauren, que estaba en el Mallorca, en segunda división. Era un extremo derecho pero sugería que jugara como lateral. No todo el mundo estaba de acuerdo, pero finalmente hizo una carrera sobresaliente de defensor, probablemente uno de los mejores laterales de la historia del Arsenal.

¿Cómo consiguió casi fichar a los tres mejores cadetes de aquel Barcelona impresionante: Piqué, Messi y Cesc?

Ya ha contado Arsène que estuvimos cerca de llevarnos a Messi, pero no diría que estuvimos muy cerca. Hubo conversaciones con su representante, pero había un problema con su permiso de trabajo, por lo que finalmente no pudimos ir más allá. Es de dominio público que Gerard Piqué estuvo a punto de firmar con nosotros, estuvo en Londres, pero se marchó al al Manchester United seis meses después. Hubo algún desacuerdo entre el club y los representantes de Gerard, y no se pudo hacer.

El que sí vino fue Cesc, al que ayudó a establecerse en Inglaterra...

Fue una situación histórica porque marcó un antes y un después. No recuerdo otro caso de un jugador joven que se incorporara a un club inglés procedente de un grande europeo. Jugaba en el mejor cadete que he visto en la vida. Vino a Londres solo, sin sus padres, y el club lo alojó con una familia encantadora. Fue una época complicada pero me basé un poco en mis experiencias. Yo jugué con 18 años en el Barcelona B y, por culpa de lesiones, no me salió demasiado bien. La madurez que mostró fue excepcional.

¿Cómo se trabaja con Wenger?

Tuve la suerte de trabajar en un club excepcional, con gente que se interesaba no solo en ojear y reclutar, sino también en el desarrollo personal de los jugadores, con entrenadores muy buenos. Luego necesitas un manager dispuesto a lanzarlos al ruedo, y en eso Arsene Wenger fue absolutamente excepcional. Un entrenador que luchaba por campeonatos, pero al mismo tiempo estaba preparado para incluir a jugadores jóvenes en el equipo. Claro, les daba la oportunidad porque tenían talento, pero incluso así se ha de tener las ideas muy claras. Muchos de ellos no hubieran tenido éxito si no hubiera sido por la valentía del entrenador, y en algunos casos sus carreras podrían haber tomado un camino diferente.

¿Cómo persuadió a José Antonio Reyes para que dejara Sevilla?

La primera vez que le vi él tenía 16 años y ya era un jugador especial. Le dimos muchas vueltas. Por una razón u otra, el club decidió no dar el paso y lo contratamos dos años y medio después. Fue ciertamente una situación desgarradora para el chico, estaba muy ligado a sus raíces. De Utrera a Barnett. Recuerdo que un día el director ejecutivo David Dein y yo tuvimos que salir corriendo del estadio del Sevilla porque teníamos aficionados tirandonos ladrillos y todo tipo de cosas al coche. No querían que nos lo lleváramos.

¿Y Santi Cazorla?

Es uno de los futbolistas con más talento que he visto nunca. A Santi le veías entrenar y tiraba las faltas con el pie derecho y el izquierdo, y te preguntabas cuál de ellos sería su pie bueno. Tiene una habilidad técnica absolutamente excepcional, gran conocimiento futbolístico, inteligencia e intuición, y es una persona positiva, inteligente, brillante. Un gran ejemplo para los jóvenes. Había dudas sobre Santi porque se decía que era muy bajito, no es el más rápido, no es fuerte, pero tiene un cerebro futbolístico y una técnica excepcional, es competitivo, es un ganador. Para mí estaba muy, muy claro. Estoy seguro de que Arsène también te dirá que fue uno de los mejores jugadores con los que ha trabajado.

Me da que acabará acompañando a Arteta en el banquillo del Arsenal...

Conocí a Mikel cuando tenía 16 o 17 años y he seguido su carrera hasta el final. Siempre fue un centrocampista de gran cabeza, organizado y equilibrado, y estas cualidades las ha incorporado a su carrera como entrenador, que se encuentra en una etapa temprana pero ya podemos ver que va a aportar mucho. La experiencia que adquirió trabajando con Pep Guardiola es inestimable. Ha jugado en muchos países, así que tendrá una mente abierta, pero fuertes convicciones.

¿Qué siente ahora que el Arsenal, que parece hacer más cosas con agentes que tirando de sus ojeadores, ha decidido desprenderse de usted?

Esta no es una pregunta que pueda responder. No puedes permitirte ser un amargado en la vida, tienes que tener la piel dura y superar las cosas rápidamente. Estoy muy orgulloso del tiempo que pasé y de mis logros personales. Ha sido un privilegio haber trabajado para el Arsenal FC., un club donde pude aprender, donde conocí y trabajé con gente increíble.

¿Y lo siguiente? El Barcelona y el Real Madrid le han querido varias veces...

En estos 24 años muchos clubes han contactado conmigo. Por una razón u otra, no sentí que fuera el momento adecuado para salir del Arsenal. Me siento privilegiado de haber pasado prácticamente la mitad de mi vida en el lugar donde comencé mi carrera. Pero todo tiene un inicio y un final, hay que mirar hacia delante. Estoy deseando que lleguen desafíos nuevos porque siento que estoy en un momento perfecto de mi vida, con experiencia y mucho que ofrecer. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil