"Figo me agredió"

Puerta del local donde se produjo el incidente
Puerta del local donde se produjo el incidente | sport

Albert Masnou (Berlín)

Marc, 29 años, de Olot, se encontraba en la discoteca Le Petit Felix ubicado en el centro de Berlín la noche del viernes cuando alguien le avisó que en el reservado se encontraba Luis Figo. El aficionado azulgrana, que iba vestido con un  polo del Barça, se acercó al reservado y, con un grito, le pidió a Figo que se acercara para hacerse una fotografía con él. “Le hice con las manos como si tirara una foto  para que me entendiera”, explicó Marc. Entonces fue cuando Figo se acercó a la valla que separaba la zona vip del resto de los clientes de la discoteca y se encontró con que Marc le dio un beso al escudo de la camiseta. Figo, sorprendido, le cambió el semblante de golpe y le tiró encima todo el líquido del cubata que tenía en las manos. 

Marc no salía de su asombro cuando vio como el portugués, lejos de contentarse con su gesto, se acercó más al aficionado azulgrana, cogió una botella del alcohol y hacía el gesto de rompérsela sobre la cabeza, según cuenta el propio aficionado. Unos amigos de Figo se percataron del momento violento que se gestaba y se acercaron a Figo para retenerle. El exjugador del Barcelona, preso de la ira, luchaba con los suyos para acercarse más a Marc y le propinó un puñetazo con la otra mano que aguantaba la botella de alcohol, le giró la cara con el golpe y le hizo caer las gafas en el suelo de la discoteca. Fue entonces cuando intervinieron los servicios de seguridad de la discoteca para alejar aún más a Figo. Al mismo tiempo, también se acercaron los compañeros de Marc para ayudarle. Luego el portugués, desde la distancia, seguía dando besos a Marc y a sus amigos en señal de desprecio. “Me agredió, no me lo  esperaba porque yo solo le di un beso al escudo. Y él  perdió los nervios”, explica Marc.

El gesto coincide con el día en el que los representantes del Barcelona se vieron con Figo para explicarle los motivos del veto al partido amistoso organizado por la UEFA entre los embajadores del Barcelona  y la Juventus con un All Star. El Barça le esgrimió que “no nos representas” para explicar la decisión de pedir a la UEFA que le desconvocara del partido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil