El factor Memphis debe aparecer en una victoria obligada

Con Ansu Fati esperando en el banquillo, Memphis Depay buscará su primer gol en la Champions con el Barça

El Barça solo puede pensar en la victoria ante el Dinamo de Kiev o casi se despediría de los octavos de final

Memphis atendió a la Liga para hablar del clásico de este domingo | PERFORM

Memphis Depay ya ha mostrado pinceladas del futbolista diferencial que puede llegar a ser. Ha ilusionado a los culés y ya acumula cuatro goles en la presente temporada. Sin embargo, su último gol de jugada fue el 29 de agosto en el encuentro de Liga ante el Getafe. Memphis marcó dos grandes goles de forma consecutiva ante el Athletic y los azulones. Desde entonces, sus otros dos tantos han llegado desde el punto de penalti ante el Levante y Valencia.

El neerlandés es un futbolista determinante para este Barça y es muy valorado su juego desequilibrante. Su buena lectura, por ejemplo, permitió trazar una perfecta pared con Ansu Fati para que el canterano marcara un golazo ante el Valencia para empatar el encuentro. Memphis está cuajando en el Barça y mostrando muy buenas sensaciones, pero también es importante que sea eficaz dentro del área. Los goles valen su peso en oro. Y en esta Champions se necesitan de forma urgente.

La primera final para el Barça llega muy pronto. El conjunto blaugrana firmó un pésimo arranque con las dos goleadas encajadas frente al Bayern de Múnich (0-3) y Benfica (3-0) y se ha quedado sin red. La victoria esta tarde es obligada o el equipo prácticamente dirá adiós a sus opciones de clasificarse para los octavos de final. El FC_Barcelona, por increíble que parezca, es colista del grupo con ningún punto en su casillero y un horroroso gol average de seis goles negativos. La corrección debe ser inmediata.

El Dinamo de Kiev a priori es el rival más propicio. Los ucranianos tienen un punto por su empate frente al Benfica en el Olímpico en la primera jornada y sus perspectivas de pasar ronda son mínimas, pese a ser los recientes campeones de su liga de la mano del veterano Mircea Lucescu

Afinar la puntería

El Barça juega a remolque en esta Champions y con varias asignaturas pendientes por solucionar. La primera y más evidente es la de sumar puntos que, lógicamente, solo pueden llegar a través de los goles. El conjunto blaugrana aún no ha marcado en la máxima competición europea y no tiene otro remedio que superar este terrible déficit.

Ansu Fati probablemente inicie desde el banquillo, pero Ronald Koeman ya tiene más argumentos para mejorar la eficacia realizadora. Además del canterano, el ‘Kun’ Agüero vuelve a estar a disposición y Coutinho parece recuperar la confianza, como se vio con su gol frente al Valencia. Koeman también cuenta con el recurso de Luuk de Jong por si es necesario bombardear el área.

El conjunto barcelonista aspira a ofrecer una sensación más contundente en las inmediaciones del portero contrario y generar juego suficiente como para disponer de ocasiones. Koeman ha encontrado una fórmula con Busquets, Frenkie de Jong y Gavi para que la máquina tenga suficiente fuelle.

El ángel de Ter Stegen

En defensa también es imprescindible recuperar la solidez. Ter Stegen se ha quedado sin ángel en la Champions League y el Barça lo requiere para ejercer de salvador en caso de que el Dinamo se proponga hacer daño. 

Koeman tiene argumentos deportivos más que suficientes para superar este partido y continuar con el crecimiento paulatino del equipo. En la Liga se están recobrando sensaciones, como se vio frente al Valencia y ahora falta dar el paso en la Champions.

El 'Kun' Agüero quiere vivir su primera partido europeo en el Camp Nou

| David Ramírez

Un equipo como el Barça no puede permitirse el lujo de quedar eliminado a las primeras de cambio de la máxima competición europea y aún lo tiene en su mano. Venciendo hoy al Dinamo y haciendo lo propio el próximo 2 de noviembre en Kiev, el cuadro barcelonista volvería a estar muy vivo.

En las cuentas del Barça también entra la hipotética doble victoria del Bayern de Múnich frente al Benfica. De darse estos resultados, el conjunto blaugrana encararía la quinta jornada con 6 puntos, por 4 del conjunto lisboeta, por lo que el equipo tendría en su mano cerrar la clasificación con un triunfo en el Camp Nou en el duelo directo antes de la última visita al Allianz Arena de Múnich.

Factor público

El apoyo del público se apunta precisamente como un factor fundamental. Ya se vio ante el Valencia en el último partido de Liga en el Camp Nou. El empuje de la grada fue de enorme ayuda para remontar al Valencia y sumar una victoria que permitió a los barcelonistas engancharse a la parte alta de la clasificación.

El recinto culé presentó apenas media entrada el pasado domingo. El horario de hoy tampoco acompaña en un día laborable para conseguir una gran entrada, pero en todo caso será el primer partido europeo en el que se permite el cien por cien del aforo. La respuesta de la afición es más necesaria que nunca para un equipo aún frágil moralmente y que poco a poco se está construyendo.

La comunión con la grada se está notando y el público agradece ver como mínimo a un equipo comprometido que lo deja todo en el campo. Los culés desean ver un Barça atrevido que, pese a sus limitaciones, es valiente y busca la portería contraria. Mostrarse ofensivos y decididos es el único camino que queda para salir de este peligroso bache en la Champions League.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil