Sport.es Menú

Expulsión Diego Costa: Firmeza disciplinaria, directriz incuestionable en el estamento arbitral

La circular emitida por el CTA el pasado 17 de agosto firmada por su presidente Velasco Carballo deja claro que debe existir una firmeza absoluta de la figura del colegiado

Considera inadmisible no zanjar determinadas conductas ofensivas o irrespetuosas hacia el árbitro principal

Diego Costa fue expulsado por insultar a Gil Manzano | LaLiga

Dejando de lado los insultos y la reacción de Diego Costa, algo que le puede costar hasta un total de 8 partidos de sanción según la interpretación del acta y el Codigo Disciplinario que haga el Comité de Competición; otra cuestión si Gil Manzano actuó correctamente o debió haber medido las consecuencias del encuentro. Lo que suponía dejar en el minuto 29 de partido a uno de los dos equipos con un jugador menos.

Ramón Fuentes

Y no hay dudas de que la actuación del colegiado internacional extremeño fue la correcta. Incluso dejando de lado los insultos, sólo la propia reacción reacción del delantero del Atlético de madrid debe ser atajada de raíz por un árbitro. Es clave para mantener el control del encuentro. Además en este caso debe actuar con total firmeza disciplinaria, como así hizo el colegiado Gil Manzano. 
Ambas cuestiones están recogidas en la circular emitida el pasado 17 de agosto por el CTA y firmada por su presidente Carlos Velasco Carballo. El punto nueve, relativo al control del partido y firmeza disciplinaria, no puede ser más contundente: “Es inadmisible no zanjar determinadas conductas claramente ofensivas e irrespetuosas hacia el árbitro principal o algunos de los miembros del equipo, ya sean cometidas por jugadores, entrenadores o cualquier oficial de los clubes contendientes”. 

De lo que se deriva que: “Tolerancia cero ante las claras protestas, ya sean de palabra o por medio de gestos”. Este es el primero de los distintos puntos que recoge este apartado noveno y donde también se habla de controlar a la figura del entrenador, amonestar a jugadores o entrenadores que reclamen de manera insistente el uso del VAR, amonestar siempre que se produzcan tanganas etc.. 

Luego no cabe duda que la respuesta de Gil Manzano fue la correcta. Algo que además seguro que quedará plasmado en el correspondiente informe arbitral que elabore el delegado informador presente anoche en el Camp Nou, Fernando Teixeira Vitienes. La firmeza disciplinaria es una materia incuestionable no solo en el Comité Técnico español sino también desde el punto de vista de UEFA y FIFA. La figura y la autoridad arbitral no se puede poner en tela de juicio en un partido. Y menos cuando además hay insultos o menosprecio. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil