Evarist Murtra: "Lo mejor es adelantar las elecciones"

El ex directivo rompe su silencio para diseccionar la actualidad del Barça en un momento especialmente delicado

"No sé si Bartomeu está solo o no, pero está peor acompañado que cuando ganó las elecciones"

Murtra, durante la entrevista con SPORT
Murtra, durante la entrevista con SPORT | V. Enrich

Es una de las opiniones más autorizadas en el entorno del Barça: directivo en la ‘era Núñez’ y en la etapa de Laporta, Evarist Murtra rompe su silencio para diseccionar el estado del club en un análisis pausado, crítico y muy minucioso.

No le habíamos oído desde las elecciones de 2015. ¿Por qué casi cinco años de silencio de Evarist Murtra?

Soy un ex directivo, intrascendente y de una cierta edad. Estoy más en un período de reflexión que de acción. El día que dejé el club con la directiva de Laporta y me iba a casa supe que nunca más volvería a la directiva del Barça. Por eso creo que mi opinión es poco importante, solo hago reflexiones conjuntas de lo que pasa en el club. Y creo que es el momento adecuado para pronunciarse porque el Barça atraviesa un momento extraño.

¿A qué responden todas las turbulencias institucionales que está viviendo el club?

Yo estoy programado para ser presidencialista: puedo discrepar con el presidente del Barça, pero tengo tendencia a apoyarlo porque una de las peores sillas en las que te puedes sentar es la del presidente del Barça y eso me produce ternura. No tengo ningún interés personal porque sé que nunca volveré al Barça. No estoy en ninguna familia barcelonista y todas mis opiniones son bienintencionadas. Dicho esto, Bartomeu se presentó a las elecciones de 2015 con un equipo de directivos: yo le voté. La gente que le rodeaba me daba confianza. Se presentó con una comisión delegada, con Vilarrubí, Monje, Arroyo y un gerente, Antoni Rossich. Pero el presidente ha ido desenchufando fusibles, uno por uno, y en el Barça cada vez hay más oscuridad. Con los reemplazos de todas estas personas hemos perdido calidad de gestión. 

¿Ve a presidente Bartomeu demasiado solo?

Una persona que dirige un club está solo si no sabe buscar los compañeros de viaje. No sé si está solo, pero creo que está peor acompañado que cuando se presentó en 2015. No quiero decir que no haya sustituido a alguna persona con cierto. Por ejemplo, estoy seguro de que el área económica está en buenas manos con Enric Tombas.

¿Qué le parece la última polémica que ha sacudido al club, por el uso de las redes sociales?

Que una institución importante como el Barça vele para que su imagen en las redes sea la conveniente es normal. Lo que no es normal es el coste de toda esta operación: cuando se pagan 800.000 euros por algo que cuesta 50.000…  creo que el club debería dar explicaciones porque los socios vemos atónitos cómo se puede pagar tanto por algo que cuesta 50.000 euros. Que se hayan utilizado para difamar o erosionar la imagen de opositores o ex colaboradores… yo creo que el presidente no debía estar enterado. Me parecería una locura. El Barça tiene que dar explicaciones. 

No es el único frente abierto en el club. 

El ‘Espai Barça’, por ejemplo: Bartomeu llegó a la presidencia en 2015 explicando un proyecto que costaba 600 millones de euros: 200 venían de la plusvalía del club, 200 de la explotación del estadio y 200 por ceder el nombre a una empresa. Se hizo un referéndum y el socio lo aprobó. Estaban legitimados para sacarlo adelante. Pero han pasado muchas cosas desde entonces: el presupuesto del club ha ido creciendo, pero los gastos se han disparado. Es muy mala señal algunas cosas que suceden y que el club no explica bien. Por ejemplo, las operaciones de maquillaje, como la venta de Cillessen: sin esa triquiñuela contable, el Barça no hubiera tenido beneficios. Además, se venden jugadores de manera poco ortodoxa.

¿Por ejemplo?

La cesión de Todibo. No tiene demasiado sentido porque nos quedamos con dos centrales y medio.
¿Quiere decir que se fuerzan operaciones por razones económicas y no deportivas?
Eso parece. No es normal vender a Carles Pérez cuando tenemos solo cuatro delanteros. Eso hace que la gente se pregunte, ¿qué pasa?

¿Y qué cree usted que pasa?

Que las cuentas del club están estresadas. No las conozco al detalle, pero es que no las explican. Me gustaría hacer una reflexión: se dice que el Barça piensa en aprobar el ‘Espai Barça’ con una asamblea extraordinaria el día del partido del Leganés, por la puerta de atrás y sin transparencia. Es infumable.

¿Cómo cree usted que debería hacerse?

El ‘Espai Barça’costaba 600 millones y ahora cuesta 850. Es una desviación del 40 por ciento. Aquel referéndum ya no tiene legitimidad. Creo que debería hacerse otro. Y que el club lo impulse: si el club cree que las cuentas son sostenibles, que el ‘Espai Barça’ es indispensable, que lo expliquen y que fomenten esa transparencia. Y que cuenten con la opinión de gente como Javier Faus, Susana Monje o Antonio Rossich. Y que sea un debate impulsado por el club para convencer a la masa social de votar ‘sí’ en un nuevo referéndum, y no hacerlo de escondidas y a toda prisa. Si tanta transparencia quieren tener, que digan qué día es la asamblea.

¿Cree que el día de la asamblea depende de los resultados deportivos?

Evidentemente. Saben que si los resultados deportivos no son buenos, en este caso la eliminatoria contra el Nápoles, perderían la asamblea. Y eso no es transparente. 

¿Cree que peligra el proyecto?

Sería una barbaridad que se aprobase un proyecto así en una asamblea: 850 millones de euros es una cantidad ingente de dinero. Es la operación de mayor envergadura de la historia del club. Se tiene que hacer con transparencia y buscando complicidades. El socio del Barça no merece que la inversión más grande de la historia del club se haga en una asamblea medio  escondidas. Si se hace en una asamblea, sin el debate pertinente, sin referéndum, mi voto, como socio compromisario, será un ‘no’. 

¿Y si no es así?

Dicen que en la junta hay un candidato continuista. Si se adelantan las elecciones, que es una posibilidad, que el candidato continuista explique las bondades de su proyecto. Pero al menos habrá un debate electoral: 850 millones de euros no se pueden aprobar de un día para otro y en función de si eliminamos al Nápoles o no. El señor Bartomeu tiene que salir y buscar complicidades, y explicar por qué es bueno el ‘Espai Barça’. Y convencernos. Yo deseo que me convenzan.

Ahora que se refiere a las elecciones, ¿cree que Bartomeu debería adelantarlas?

Creo que por el bien del Barça sería bueno adelantar las elecciones. Que salga el presidente y diga, ‘han salido muchas cosas, estamos en un momento de crisis institucional, no hay la paz en el tejido social que el club requiere, me queda un año y medio de mandato y anuncio ahora elecciones para junio y que se calmen las cosas’.

¿Cree que adelantar las elecciones ayudaría a solucionar la crisis del club?

Sí. Soy partidario de agotar los mandatos, pero en este momento creo que sería bueno adelantarlas elecciones.

¿También sería bueno para el equipo?

Creo que sí. Al menos tendríamos la calma institucional que el Barça merece.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil