La etapa más 'culé' del banquillo del Getafe

Schuster, Laudrup y Víctor, tres entrenadores con pasado blaugrana, se sucedieron en el club azulón durante cuatro años

El alemán y el danés llevaron a su equipo a las dos únicas finales de Copa del Rey que ha disputado

Schuster, Laudrup y Víctor, cuando eran entrenadores del Getafe
Schuster, Laudrup y Víctor, cuando eran entrenadores del Getafe | sport

El Getafe ha tenido hasta once entrenadores en sus quince temporadas en la actual LaLiga Santander. El primero de ellos fue Quique Sánchez Flores, pero cuando este se marchó al Valencia en 2005, el club azulón inició un ciclo de cuatro años en el que se sucedieron tres técnicos con pasado como jugadores del FC Barcelona: Bernd Schuster, Michael Laudrup y Víctor Muñoz.

Los tres vivieron la época en la que el club madrileño empezó a ser una revelación. Sobre todo, con Schuster y Laudrup al frente. Luego llegó Víctor, quien vivió un final muy diferente al de sus antecesores con pasado blaugrana. El aragonés cerró una etapa que no se ha vuelto a repetir en la entidad que preside Ángel Torres.

Todo empezó en el verano de 2005 y acabó en la primavera de 2009. Una historia de entrenadores que une a los dos rivales del partido que cerrará el sábado en la próxima jornada de LaLiga Santander, un Getafe-Barça con mucha pero reciente historia.

EL CUARTO MÁS LONGEVO

Tras Pepe Bordalás, Luis García y Míchel, Schuster es el cuarto entrenador con más tiempo en el banquillo azulón en Primera. En Getafe, el alemán recuperó la moral perdida tras su destitución en el Levante, la temporada 2004-2005. Jugador del Barça entre 1980 y 1988, estuvo dos campañas hasta que en el verano de 2007 le fichó el Real Madrid para sustituir a  Capello

No solo hizo que el ‘Geta’ no sufriera por la permanencia, sino que también le clasificó por primera vez para jugar la final de la Copa del Rey. El Sevilla les derrotó 1-0, pero para el recuerdo queda la semifinal contra el Barça, con el gol ’maradoniano’ de Messi y la remontada azulona en el Alfonso Pérez. Gracias a la gesta copera, el 'Geta se clasificó por primera vez para jugar competiciones europeas.

Dani Güiza, Paunovic, Cosmin Contra, Casquero, Manu del Moral y el 'Pato' Abbondanzieri fueron algunos de los futbolistas que jugaron en el Getafe a las órdenes del teutón.

DEBUT EN EUROPA

Antes de irse, Schuster bendijo a quien sería su sucesor, Michael Laudrup, futbolista del Barça entre 1989 y 1994. “Si Laudrup fuera mujer, sería mi novia”, llegó a decir en tono jocoso el alemán. Por cierto, ambos no coincidieron en activo en el primer equipo del Barça, pero sí jugaron juntos como veteranos, como lo de muestra la imagen superior de nuestro compañero Paco Largo, en un amistoso en Lleida.

Con el danés, el Getafe no solo repitió final de Copa -cayó 3-1 contra el Valencia... de Koeman- sino que brilló en su primera participación europea. Alcanzó los cuartos de final de la Copa de la UEFA y cayó contra el Bayern Múnich por el valor doble de los goles en campo contrario.

Al finalizar la temporada, Laudrup se marchó al Spartak de Moscú, pero durante su temporada en el Alfonso Pérez dio la alternativa a futbolistas como Cata Díaz, Ustari y los madridistas De la Red y Granero.

EL PRIMER CESADO

Nueva temporada para el Getafe y nuevo relevo por otro exblaugrana. Este, centrocampista entre 1981 y 1988: Víctor Muñoz. Al de Zaragoza no le fueron tan bien las cosas y el equipo llegó a las últimas jornadas flirteando con el descenso. Fue el primer técnico destituido del Getafe en Primera y Ángel Torres le comunicó su adiós durante un entrenamiento, a finales de abril. Le suplió Míchel y el equipo se salvó.

Entre los nombres que destacan del paso de Víctor por Getafe están el del carrilero Jaime Gavilán y el delantero valenciano Roberto Soldado, quien llegó aquella campaña procedente del Real Madrid.

JUANJO, TAMBIÉN

En el anecdotario de las relaciones Getafe-Barça en el banquillo queda también un paso fugaz, el del que fuera central barcelonista entre 1977 y 1979 Juanjo Enríquez. Empezó la temporada 2000-2001, cuando el equipo militaba en Segunda A pero fue destituido en diciembre. Y no por los mals resultados, sino por su polémico comportamiento. Sobre todo, cuando zarandeó al árbitro Muñoz Juste.

Gonzalo Hurtado ocupó el cargo pero no pudo evitar el descenso del Getafe a Segunda B. Fue el último varapalo antes de empezar un ascenso meteórico que entre 2005 y 2009 tuvo cierto color blaugrana.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil