Estalla el 'caso Griezmann': ¿y ahora, qué?

Fichado hace un año bajo la vitola de crack, el galo ha pasado de "indiscutible" a suplente

En el Barça preocupan más las sensaciones que transmite que sus bajos registros goleadores -solo un gol en Liga en 2020-

 El francés no se muestra integrado en el juego del equipo y el Barça debe intentar recuperarlo para la causa | ZML

Igual que las opciones del Barça en esta Liga, los motivos para ser optimista con Griezmann mueren lentamente. Un año después de su llegada a Barcelona, el francés no solo no come en la mesa de Messi, sino que lo hace en la de los deprimidos. El galo preocupa más por las sensaciones que transmite que por su rendimiento, y eso que éste está siendo más que discreto. Agotado el protocolario período de adaptación, el ex del Atlético no ha hecho el 'click' esperado. Durante gran parte de la temporada pareció que era cuestión de tiempo: el francés se vaciaba en defensa y solo necesitaba un paso adelante de cara a portería. Lo dio en Nápoles con un gol de oro pero desde entonces su rendimiento ha caído en picado. Tanto es así que ha pasado de "indiscutible" a suplenteEl 'caso Griezmann' ha estallado y con él surgen infinidad de preguntas de difícil respuesta.

¿es griezmann el culpable de su situación?

Antes de fichar por el Barça, el galo dejó claro que conocía los sacrificios tácticos que debería hacer en su nuevo equipo. Consciente de que partir desde un costado era una consigna nueva, el francés no dejaba de repetir en sus primeros partidos que todo era cuestión de ir adaptándose. Otros cracks también sufrieron en el primer año en el Barça, pero en vez de ir a más, el galo ha ido a menos. No será por movimientos, pues el delantero se ofrece constantemente. Hay quien cree que el equipo no se está esforzando lo suficiente en entender su fútbol, mientras que la corriente opuesta defiende que un campeón del mundo debe tener la personalidad suficiente como para encontrarse hueco bajo cualquier circunstancia.

¿VOLVERÁ AL ONCE EN LOS PRÓXIMOS PARTIDOS?

Suplente en Balaídos y también frente al Atlético, habrá que ver la decisión que toma Setién de cara al partido del domingo frente al Villarreal. El discurso de Setién tras el choque ante el Atlético permite pensar que el galo recuperará la titularidad en La Cerámica, aunque el gran rendimiento de Riqui Puig y el buen momento de forma de Arturo Vidal -pese al penalti comentido frente al Atlético- elevan la competencia interna. De no recuperar anímicamente al jugador, Setién corre el riesgo de 'perderlo' para la causa. Y hay que recordar que, Liga al margen, el Barça está a cuatro partidos de levantar su sexta Champions League.

Griezmann no despega | EFE

¿LE PERJUDICA JUGAR ESCORADO?

Sin duda. Si el Barça lo fichó será porque calibró los riesgos de alinear a Griezmann como extremo, pero está claro que esa no es su posición. El galo no tiene capacidad de desborde en estático y cuando recibe pegado a la cal suele devolver el balón hacia atrás, convirtiendo su participación en la jugada en intrascendente. Griezmann demuestra con Francia que donde se mueve mejor es por detrás del '9', posición que ni ocupa ni existe en el conjunto azulgrana.

¿FALTA FEELING CON MESSI Y LUIS SUÁREZ?

Solo quienes forman parte del vestuario lo saben. Lo que está claro es que sobre el terreno de juego el entendimiento del francés con el argentino y el uruguayo es muy mejorable. Les cuesta encontrarse con asiduidad y los números así lo reflejan. No es sencillo alcanzar el brutal nivel de conexión que tienen Leo y Suárez, pero preocupa que los índices de 'feeling' futbolísticos sean iguales o menores al de las primeras jornadas de curso.

¿QUÉ FALLA SOBRE EL CÉSPED?

Griezmann se desenvuelve mejor con espacios y en transiciones rápidas, algo que difícilmente encuentra en el Barça. Las defensas rivales suelen acularse atrás sin dar opción de colocar balones a la espalda. En ese escenario gana importancia la habilidad y el uno contra uno, y ahí pierde trascendencia Griezmann. Echando un vistazo a los goles que ha anotado con el Barça, la mayoría son jugadas en las que el delantero recibió con espacios. Ante defensas adelantadas Antoine sí ha demostrado ser un jugador determinante.

¿SE ARREPIENTE EL FRANCÉS DE HABER DEJADO EL ATLÉTICO?

Lo que parece seguro es que el Griezmann del Atlético sonreía y el del Barça lo hace cada vez menos. El francés se fue de un equipo en el que era el faro para irse a uno en el que iba a ser uno más. Sus razones se basaban en intentar encontrar un fútbol más alegre que le acercara a ganar títulos. De momento, ni una cosa ni la otra. E igual que ha sucedido con otros grandes jugadores, la opción de regresar ahí donde más feliz fue siempre puede ser una tentación.

El galo no encuentra su versión 'colchonera' | EFE

¿DEBE EL BARÇA CONSIDERAR SU TRASPASO?

Dependerá de la confianza del club en poder darle la vuelta a la situación. Además, el hecho de que Setién esté en la cuerda floja hace que sea arriesgado tomar decisiones antes de que el hipotético nuevo entrenador se pronuncie al respecto. Resulta más que improbable pensar en un traspaso este mismo verano, tanto por la dificultad de encontrar clubes que se acerquen al valor de mercado del jugador como por la falta de recursos en la línea de ataque.

¿PUEDE REVERTIRSE LA SITUACIÓN?

No hay razones para pensar que la versión de Griezmann vaya a mejorar sustancialmente de aquí a final de temporada. Otra cosa es lo que pueda pasar a partir de la próxima campaña. Si llega un nuevo entrenador, quien sabe si puede variar el esquema o la posición del jugador. Son varios los jugadores que han empezado a sacar su fútbol a partir del segundo año. Lo que parece claro es que, siga Setién o no, el decorado actual no permite al francés exhibir una buena versión. Sin buscar culpables, Griezmann no 'explotará' si no se toca alguna tecla.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil