Los fijos del Barça, los más exprimidos

Los pesos pesados del conjunto azulgrana están mucho más cargados de minutos que sus rivales por la Liga

Pese a ello, el conjunto de Koeman muestra un tono físico más que correcto y mucho mejor que el de la campaña anterior

El holandés no falló y marcó ante el Athletic para completar una final memorable | RFEF

A veces, los números pueden ser tan claros como inconcluyentes. Y eso es lo que sucede cuando se analiza la carga de minutos que llevan los jugadores titularísimos de los tres candidatos al título: Atlético, Real Madrid y Barça. Las 'vacas sagradas' del conjunto azulgrana acumulan muchos más minutos que sus homólogos en el cuadro 'colchonero' y blanco, aunque la realidad es que el tono físico del equipo de Koeman no parece ser uno de los problemas de los azulgranas. Todo lo contrario, ya que en comparación respecto a las últimas temporadas, el estado de forma de la plantilla culé es mucho más óptimo. Más que piernas, a este Barça le está faltando fútbol.

Los cuatro jugadores de campo del Barça que más minutos acumulan son De Jong (4.328) , Messi (4.012), Jordi Alba (3.972) y Griezmann (3.662). Todos ellos piezas indiscutibles en los onces de Koeman, sus registros van muy por delante de los cuatro jugadores más utilizados tanto por Simeone como Zidane. En ninguno de los dos equipos madrileños se acerca algún jugador a los 4.000 minutos, barrera que ya han rebasado Messi y De Jong y que superará también Jordi Alba en el choque ante el Levante.

En el Atlético de Madrid, el top-4 de efectivos de campo con más carga lo forman Savic (3.564), Koke (3.418), Llorente (3.369) y Correa (2.825). El central montenegrino es el más utilizado por Simeone y, sin embargo, en el ránking del Barça no aparecería ni entre los cinco primeros. Además, entre De Jong y Koke, líderes de sus respectivos equipos en la medular, hay casi 1.000 minutos de diferencia. Es importante tener en cuenta que los rojiblancos no disputaron la Supercopa de España -el Barça sumó dos partidos con prórroga en ese torneo- y que en Copa del Rey cayeron muy pronto ante el Cornellà, lo que aligeró el calendario de los de Simeone.

Además del citado factor, hay que añadir que las lesiones y la COVID-19 han provocado que hombres de caché como Luis Suárez o Joao Félix estén con unos parámetros relativamente bajos a nivel de minutaje: 2.722 el charrúa y 2.281 el portugués.

En el Real Madrid, los pupilos a los que más ha exprimido Zidane son Casemiro (3.692), Benzema (3.627), Varane (3.481) y Modric (3.451). En comparación con los fijos del Barça, sucede lo mismo que con el Atlético. El centrocampista brasileño lidera el ránking de minutos pero en el Barça solo ocuparía el cuarto lugar y por muy poco. Benzema ha jugado 400 minutos menos que Messi -casi cinco partidos menos-, mientras que Modric registra casi 1.000 minutos menos que Frenkie de Jong. Comparando central con central, Varane incluso ha jugado menos que Lenglet, que es quinto en minutaje en el Barça y suma un total de 3.525.

El conjunto blanco ha llegado dos rondas más lejos que el Barça en Champions, pero en Copa del Rey se fue a la calle a las primeras de cambio, por lo que el número de partidos totales de Barça y Real Madrid esta temporada será prácticamente idéntico: 54 los azulgranas y 52 los blancos.

El presente curso ha supuesto un auténtico quebradero de cabeza para Zidane a nivel de lesiones y ausencias por todo tipo de razones. Lo demuestra, por ejemplo, el hecho de que Sergio Ramos o Hazard hayan disputado únicamente 1.790 y 855 minutos respectivamente.

En el caso de Modric, Zidane lo sustituye normalmente en el tramo final de los partidos, algo que también ha ido arañando diferencias entre los números del croata y los de un Frenkie de Jong que ha tenido muy pocas oportunidades de descansar.

Los puntales del Barça, los más exprimidos de entre los candidatos al título

| SPORT.es

Cuanto a Benzema, el galo ha sufrido un par de lesiones que, de no haber existido, le harían moverse ahora alrededor de los 4.000 minutos. Y es que, más allá de su descanso de inicio en Getafe, el ariete ha sido innegociable bajo cualquier circunstancia para Zidane.

Buen tono físico

A pesar de la mucha carga de partidos y minutos que llevan varios titularísimos en el Barça, la realidad es que al equipo de Koeman se le ve con un buen tono físico. Lo demotró en las remontadas coperas ante Granada y Sevilla, también en la final de Copa del Rey, donde arrasó en la segunda mitad, y también en el reciente choque ante el Atlético. Aunque no fue un buen partido de los culés, los de Simeone acabaron cediendo terreno en la última media hora, algo que no sería posible sin estar a un buen nivel físico. El problema del Barça puede ser de fútbol, pero no de físico, ya que en ese capítulo el equipo ha recuperado la competitividad perdida en los últimos años, en los que los rivales pasaban por encima del Barça en intensidad.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil