El Espai Barça 'se pagará solo' durante 25 años y costará 815 millones en total

Un 'pool' de bancos, liderado por Goldman Sachs, adelantará ese dinero, del que ya se han dispuesto 100 millones

No costará un euro al socio y permitirá que el club tenga cada año 100 millones más para ser más competitivo

El Espai Barça, las obras de remodelación del nuevo Camp Nou, tendrán un coste de 815 millones de euros (725 millones para la inversión y pago de las obras; y 90 millones para intereses capitalizables durante los cinco años de obras), según desveló el vicepresidente económico, Jordi Moix, durante una comparecencia telemática. | EFE

Además del cierre económico de la temporada 2019-20, el vicepresidente Jordi Moix también explicó minuciosamente el Plan Financiero para acometer la obra patrimonial más ambiciosa de la historia del FC Barcelona: el Espai Barça, calificado por el club como “un tesoro patrimonial de 35 hectáreas”.

Este proyecto, aprobado en referéndum por los socios del club en 2014, necesita un nuevo plan de financiación para acometer las siete partes en el que está dividido, siendo ya una realidad el Estadi Johan Cruyff.  En el mejor de los casos, y en función de diferentes permisos y obras paralelas, como la línea de metro que está paralizada y que pasará por debajo de donde deberán ir los campos de la Escola y la pista de hielo, todo el Espai Barça en su totalidad debería ser una realidad en 2027.

Incremento de los costes

De los 600 millones de coste total previsto en 2014, cuando se votó en referéndum, se ha pasado a 725 millones más otros 90 millones en concepto de intereses y costes financieros iniciales. Es decir, en el cómputo total 815 millones de euros. Cabe destacar que esta obra no costará un solo euro a los socios del Barça, no pondrá en riesgo la gestión deportiva ni ordinaria del club y que su amortización no tendrá más garantía que los propios beneficios que aporte el Espai Barça.

También es importante tener en cuenta que el coste total del proyecto ha incrementado porque el club tendrá que hacer frente a la reordenación urbanística del Espai Barça (50 millones más), se mejorarán las instalaciones previstas, como el Nou Palau que crecerá de los 10.000 a los 15.000 (60 millones de euros), y se han añadido mejores servicios en el Camp Nou para que aumenten los ingresos (un coste añadido de 15 millones). En contrapartida, el FC Barcelona disfrutará de mayor patrimonio edificable que pasará a ser de su propiedad, como un hotel, oficinas, área comercial y otros equipamientos. En total, 49.500 metros cuadrados más.

Financiación

¿Quién pagará el Espai Barça? La pregunta del millón fue contestada por el vicepresidente Jordi Moix, que confirmó lo que en los últimos años ya se había publicado. El dinero lo aportarán un ‘pool’ de bancos y entidades financieras, tanto nacionales como internacionales, lideradas por Goldman Sachs. De esos 725 millones de euros, como reconoció Moix, ya se han utilizado 100 millones para hacer frente a las obras previas inherentes al propio Espai Barça: derribo del Mini Estadi, mejora red eléctrica del Camp Nou, Estadi Johan Cruyfff…

La duración del contrato con Goldman Sachs será de 30 años (5 años de construcción más 25 años de gestión) y la duración del periodo de pago será de 25 años a partir de la temporada 2024-25. El tipo de interés anual estará entre el tres y cuatro por ciento.

Se financiará el Espai Barça con la venta de una parte de los derechos de cobro de los 150 millones de euros que tiene previsto ingresar cada año el FC Barcelona. Habrá un 100% de nuevos activos, como el ‘apellido’ del Camp Nou, otros patrocinadores y los palcos VIPs. Además, se mejorarán los ingresos por ticketing, museo, restauración, parking y nuevos abonados.

Una vez acabado el Espai Barça, de los 150 millones de euros de ingresos estimados, 100 serán para uso ordinario del club, que podrá destinarlo para ser más fuerte a nivel competitivo. El resto, 50 millones, serán para pagar la financiación.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil