Erling Haaland, la gran decisión

Erling Haaland, la gran decisión

¡Así fue el sexto doblete de Haaland esta temporada! Otro más... | Twitter

El Barça sabrá muy pronto dónde elige el noruego seguir su carrera

El Madrid aprieta, pero el Barça está al acecho y cree que puede ser suyo

Lo de Haaland se está decidiendo ahora. Y Erling es quien más pendienten está del tema. Porque le va su futuro. Y dos equipos, sobre todo, son quienes más posibilidades tienen de lograr hacerse con el delantero centro que toda Europa quiere. Ahí están el Barça y el Real Madrid. Tiene otos pretendientes, pero el noruego, que planifica junto a Mino Raiola su carrera desde hace años, tiene claro que LaLiga es la competición que le ofrece mayores garantías de seguir creciendo. A partir de ahí, todos mueven sus fichas, todos exponen sus cartas ganadoras y esconden las perdedoras, que también las hay.

Ha arrancado la guerra final por Haaland. Y_cualquier movimiento durante las próximas semanas puede ser decisivo. El Barça le quiere, Laporta ha hablado varias veces ya con Mino Raiola, el Dotmund está apretando al jugador, al que le pide que decida, que explique, exactamente, qué quiere ser de grande, dónde quiere ir, dónde quiere jugar. El jugador medita, aunque ya ha habido reuniones entre sus agentes y el club que ahora le paga su generosa ficha para conocer, por parte de los alemanes, su objetivo. Porque, en ese sentido, el Dortmund tiene claras sus exigencias, que están redactadas en un contrato que ya está firmado y que dice que, según la prensa alemana, el precio de salida de Erling de la Bundesliga son 75 millones de euros.

A partir de ahí, el club necesita saber, más allá del precio, dónde quiere ir para poder negociar las condiciones de su marcha. Y es que, según las últimas informaciones aparecidas en Alemania, el BVB está apretando al jugador para conocer cuáles son sus intenciones. El club sabe que no puede retenerle, que eso está más que pactado en el contrato que firmaron en su día, pero sí le pide conocer qué hará para poder hacer sus propios planes una vez la trayectoria del delantero haya acabado en Dortmund. La decisión es inminente y no puede demorarse más, de ahí las reuniones que están manteniendo entre todas las partes. El Barça está pendientes de ellas.

Haaland debe tomar una decisión y en ello está. Y media Europa está pendiente de lo que decida. El Barça, por supuesto, está ahí. Y no quiere ser un mero espectador, sino un actor principal de uno de los movimientos que se prevé más importante de los útlimos años a nivel futbolístico en el continente europeo. Las fechas, más o menos, están marcadas. El Dortmund quiere que Haaland haya explicado dónde quiere ir ya, aunque la fecha límite apunta al mes de marzo. Muchos son sus pretendientes, pero algunos empiezan a caer. Como es el caso del Bayern de Munich y la Juventus. No tanto porque ambos clubs se hayan mostrado de forma interna y, en algunos casos, también de forma pública, reacios a una operación tan importante a nivel financiero, sino porque el propio jugador parece tener muy claro que su prioridad es jugar en LaLiga, que es donde considera que puede explotar mejor sus virtudes.

Florentino, el peligro

El Barça es plenamente consciente de que Florentino Pérez, más allá de su interés por Mbappé, va a ir a por Erling. Tienen un límite salarial mucho más alto del que tiene la entidad que preside Joan_Laporta y el mandatario blanco sueña con una nueva generación de ‘galácticos’ con los que pueda inaugurar el nuevo Bernabéu una vez esté acabado del todo. El Barça, mientras, juega sus cartas y está preparando un plan financiero para poder acometer un fichaje millonario. Además de ingresar dinero, necesita dar salidas. Sin Messi y sin Griezmann, dos de los futbolistas cuyas fichas eran más altas en los últimos tiempos, ya no están, así que hay optimismo. Además, Haaland sabe que en el Barça sería el futbolista franquicia, el jugador al que todos señalarían. Todo depende de su voluntad y de, más allá del dinero, un concepto absolutamente importante en esta operación, cómo quiera encarar su carrera los próximos años.