Con el sentimiento a flor de piel

HISTORIA SPORT

Eric García vio por fin su sueño cumplido cuando se enfundó de azulgrana y pisó, feliz, el Camp Nou

Sus padres, Sergi y Judith, y su hermana Alícia, igual de culés, se lo pasaron en grande por partida doble

Eric García vuelve a vestir la camiseta azulgrana | EFE

Si alguien merecía volver algún día al Barça, éste era Eric Garcia. Su voluntad inquebrantable no pudo obtener una mejor recompensa. Cambiarse por fin en el vestuario del primer equipo, pisar el Camp Nou, aquel al que miraba de pequeño junto a su inseparable Ansu Fati mientras construían sus sueños, vivir intensamente la jornada del esperado regreso... Todas las sensaciones se fueron agolpando en la cabeza de un chico tranquilo y más maduro de lo que indican sus veinte años. Pero la procesión fue por dentro.

Y es que, por encima de todo, Eric Garcia fue este martes un culé inmensamente feliz, desde primera hora cuando pasó revisión médica primero en el Hospital de Barcelona y después en la Joan Gamper, hasta entrada la noche, tras cerrar la maleta destino a la Eurocopa. 

Jornada intensa

A las nueve en punto de la mañana, la noticia de su fichaje se hizo oficial. A la tercera fue la vencida. Quien la sigue, la consigue y Eric ha puesto muchísimo de su parte.

Se acompañó para una ocasión tan especial de los que más quiere. Sus padres, Sergi y Judith, y su hermana, Alícia, lo disfrutaron por partida doble. Porque son tan culés que no podían disimular su alegría, abrazándose a Joan Laporta en la firma del contrato y aplaudiendo con ganas desde el palco del Camp Nou cuando el hijo pródigo, el hermano ejemplar, salió enfundado de arriba a abajo con unos colores que siempre ha llevado en el corazón.

Eric en la camiseta

El Barça, definitivamente, ha decidido eliminar de las presentaciones los toques con el balón. Retrataron a más de uno pero no hubiera sido el caso de Eric Garcia, un defensa con una calidad técnica que ya querrían muchos atacantes para sí. Balón en mano y amplia sonrisa junto al mural que, con un ‘Ben tornat’ (bienvenido de vuelta’), dice tanto en pocas letras.

El de Martorell volvió a posar feliz junto a Laporta, de nuevo ataviado con una inmaculada camisa blanca y pantalones oscuros, ya en el Auditor y junto a la compañía en el estrado de Mateu Alemany y un Rafa Yuste que agarró con tanta pasión su ‘porción’ de camiseta que dio pie a una de las anécdotas del día. Cuando por fin se pudo leer a la perfección el nombre de Eric, así es como ha decidido lucirlo en la espalda, hubo bromas y aplausos. El defensa se explicó claro y conciso, haciendo gala del aplomo que le ha hecho triunfar, ante una ‘platea’ con la familia, los vicepresidentes Elena Fort y Eduard Romeu, y un satisfecho Iván de la Peña, el agente del futbolista con Ramon Sostres. Merecidas referencias para ‘Lo Pelat’, que también ha remado lo suyo. Entre todos, han convertido a Eric en un ejemplo para La Masia. Si te lo ganas, puedes volver. Y disfrutar de esta jornada inolvidable.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil