El equipo arropó a Dest para 'olvidar' lo del PSG

HISTORIA SPORT

Después de unos días en los que ha estado en el punto de mira por su actuación ante los parisinos, el estadounidense hizo 'reset' ante el Cádiz

Ter Stegen, Piqué y prácticamente todos sus compañeros estuvieron encima de él y le animaron; fue de los más activos y no hay que olvidar que tiene 20 años

Sergiño Dest: Me quería el Bayern, pero seguí mi corazón | Perform

Sería totalmente injusto personificar la dolorosa derrota del pasado miércoles frente al PSG en un jugador (el equipo en bloque estuvo muy flojo). Y menos en un chico de 20 años que hace apenas unos meses que ha aterrizado en Barcelona y está en pleno periodo de adaptación. Pero el hecho de que Sergiño Dest saliera en varias fotos en el marco de los cuatro tantos del conjunto parisino y que viviera un infierno emparejándose en la mayoría de ocasiones con Kylian Mbappé hizo que estuviera en la diana.

Lo cierto es que el norteamericano se vio superado por las circunstancias y sufrió lo indecible ante una exhibición portentosa de un futbolista que puso patas arriba a todo un Barça. Con 0-3 en el marcador, Koeman decidió sustituir a Sergiño y dar entrada a Mingueza. El lateral abandonó cabizbajo el terreno de juego tras vivir su peor noche como azulgrana.

DEST Y EL CAPOTE DE KOEMAN

El propio técnico neerlandés, preguntado en rueda de prensa, pidió paciencia y, sobre todo, calma con un jugador en el que están depositadas muchas esperanzas de cara al futuro. "Puede ser que el hecho de no haber jugado los últimos partidos antes de medirnos al PSG le influyera. Está bien físicamente, tiene 19 años y tiene que aprender que tiene que ser más agresivo y más concentrado. Tiene demasiados períodos de juego durante el partido en los que no está concentrado. Pero es joven y eso es bueno porque puede aprenderlo. Es un gran desafío jugar en el Barça, necesita tiempo y al final depende de él".

El caso es que Sergiño repitió en la alineación titular frente al Cádiz en un nuevo 'sinsabor' del conjunto azulgrana en el Camp Nou. Desde el arranque estuvo muy muy activo en un costado derecho junto a Dembélé que fue de lo más destacado en la primera mitad. Ronald mantuvo la confianza en él y el jugador demostró personalidad. También se pudo apreciar cómo sus compañeros le animaban continuamente, sobre todo Marc-André Ter Stegen (es una pasada cómo vive los partidos y no deja de hablar y corregir en defensa) y Gerard Piqué. Ánimos, frases constructivas y, en definitiva, 'calor' para que el chico superara unos días duros en los que desde varios frentes se le señaló como uno de los 'culpables' por el batacazo contra el PSG.

Dest firmó una actuación completa ante el cuadro andaluz. 80 minutos, no fue superado ni una sola vez, acertó el 88% de los pases y, sobre todo, piso área sin parar y fue una de las 'vías de escape' para un equipo que se topó ante una defensa encerrada. Un bloque de hormigón que logró desactivar la mayor parte del tiempo al Barça.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil