Suárez: "Me siento muy feliz y valorado en el Barça"

"Me dolió que me culparan por perder la Copa. Se inventaron muchas cosas. Me lesioné en Anfield a falta de 10 minutos para el final"

"Puede ser que hayamos pecado de no dar un grito a tiempo, pero no quiero quedar como el malo"

Luis Suárez: Me siento feliz y valorado en el Barça | Maite Jiménez

Luis Suárez, el delantero del Fútbol Club Barcelona, ha concedido una exclusiva entrevista a SPORT.es.

Albert Masnou / Jordi Gil

Luis Suárez

Cómo Luis Suárez interpreta el fútbol? ¿Qué es para usted el fútbol? Arturo Vidal, por ejemplo, se define como un guerrero. Él lo interpreta como un batalla, ¿qué dice usted?

No sé cómo explicarlo, pero sí puedo decir que vivo cada partido con la misma intensidad que cualquier otro. Tengo la sensación de que sufrí tanto para llegar hasta aquí en el mundo del fútbol, que no puedo regalar ni un minuto ni dejar de pelear un balón. Tengo que luchar siempre. Es mi característica y forma de ser.

¿El hambre y espíritu es su principal virtud?

Sí, el querer, el querer triunfar, siempre creer en uno mismo y en los objetivos. Me enorgullece haber pasado momentos muy complicados en mi carrera, momentos los que a muchos les hubiera costado levantarse, y yo por suerte, tengo una fuerza de creer en mí mismo y superar los malos momentos. Ha sido así.

¿Cuándo ve a jugadores que son más indolentes, hablamos de los futbolistas en general, no de su equipo, qué piensa?

Cada uno tiene su forma de ser. Te tienes que adaptar a lo que es cada club, compañero o selección. En el caso de la selección de Uruguay, hablamos mucho y nos motivamos constantemente. En el Barcelona no se hablaba tanto. Cuando llegué vi que estaban acostumbrados a otro tipo de concentración antes de los partidos y siempre lo han ganado todo siendo así. No puedes cambiar estas cosas.

¿Le resultaría violento tener que picar más a sus compañeros?

No, cada jugador tiene su manera de concentrarse, su forma de ser y de preparar los partidos. Hay algunos que comen pasta y a mí no me gusta comer pasta porque me siento hinchado, y otros comen dos platos el día de partido. Son diferentes formas que tiene cada uno de prepararse.

Uruguay, cuando cae, lo hace siempre de pie, en el Barça, en cambio, esto no pasa, ¿ese espíritu es difícil de trasladar al equipo?

Es complicado. La mentalidad de alguno es que con un grito no se gana nada. Creo que a veces un grito te hace despertar. Puede ser que hayamos pecado de buenos, pero es la costumbre, la forma de ser de los jugadores.

¿No es la suya?

No, para nada, pero, aunque tengo la edad que tengo, me cohíbo con ciertas cosas. Hablar con algún compañero me cohíbe. Pienso que voy a gritar a un compañero para que despierte, pero quedaré como el malo. Te tienes que acostumbrar y adaptar a la forma de ser.

¿No cree que el equipo por su experiencia o forma de ser le exige actuar como un capitán más en la sombra?

Hay que entender que uno no quiere quedar como malo. Es difícil explicarles a los compañeros que si les hablo, es por su bien. Le quiero transmitir que ‘te hablo porque vos sois importante para el equipo y si vos no despertáis, no nos despertamos todos’. Pero es difícil. En el tema de la actitud uno lo que intenta entonces es contagiar en la cancha. Correr hacia el defensa, presionar... para contagiar. En este sentido, el equipo debe dar cuenta de que si Leo, Luis, Antoine o Ousmane están corriendo, ¿por qué no podemos correr nosotros? ¡Vamos! Pero a veces es difícil.

Es decir, que su voluntad es ser líder con el ejemplo.

Me cuesta el tema éste de decir cosas a compañeros porque los compañeros pueden mal interpretar el mensaje que realmente les quiero dar.

¿Cómo se siente en cuanto a forma de juego respecto a su llegada?

Siempre digo que el Barça me ha mejorado mucho como jugador , a nivel disciplinario, táctico, a ser más inteligente, a moverme en el espacio que necesito moverme, pero también me ha hecho perder cosas. En el Liverpool o Uruguay me la tiraban larga, peleaba para dejarla con el defensa...cosas que ahora no puedo utilizar.

¿A nivel físico como se encuentra después de las lesiones?

Esta temporada me ha tocado estar dos veces lesionados.  Ya lo aclaré en Uruguay porque se habló mucho. Se agigantó la última lesión. Yo sabía cuánto tiempo era más o menos porque  hablé con los doctores. Se llegó a decir que me iba a infiltrar ante el Celta para irme con la selección,...Ni el cuerpo técnico de la selección o el  Barça lo iba a permitir. No era mi necesidad por unos amistosos. Al final hay que estar acostumbrado y el tiempo lo va curando todo.

Se habló mucho también de la operación de rodilla antes de la final de la Copa del Rey.

Intenté aclararlo en su momento porque me dolía que perdiéramos la final y me echaran la culpa. Se dijo que perdimos la Copa porque no teníamos a un ‘9’, que Suárez no había jugado y me dolió. Ya lo dije en Uruguay. Si le pregunto a vos, que escribe, si se fisura una mano y el doctor le dice que tiene esta lesión ¿puedes escribir? No, es difícil.  Tenía roto el menisco, ¿Cómo voy a contradecir al doctor? Es imposible. Se inventan cosas. La lesión que tuve el año pasado al inicio era de cartílago, no tenía nada que ver con el menisco.

¿La lesión de menisco fue en Anfield?

Si, fue en Anfield. Faltaban 10-15  minutos para el final. Con la adrenalina, el cuerpo caliente seguí. No sentía el dolor. En el vestuario acabé dolorido, con hielo …pero tampoco voy a seguir aclarando cosas.

¿Se siente querido y respetado por la afición”

Muchísimo, muchísimo.

¿Cuántos año puede seguir jugando? Tiene contrato hasta el 2021

Hasta el 2021, con opción al 2022. Me siento muy feliz, muy contento acá. Siento que en el club me valoran mucho, aunque a veces quieren mal interpretar las cosas.  Valoran mucho el esfuerzo que hago en cada momento, que siempre lo doy todo para el club. Estoy en el mejor equipo del mundo, en el que siempre quise jugar. La familia está muy feliz y espero estar más tiempo en el Barça.

¿Por tanto, se ve muchos más años en el FC Barcelona?

Me veo con ganas y capacitado para luchar por un puesto en el Barcelona

Se ha convertido el tercer máximo goleador de la historia del club, ¿es una leyenda?

Creo que los números hablan por sí solos. He pasado por momentos complicados y estos elogios o estadísticas  hacen que uno se siente muy orgulloso.  Quieras o no, guste o no, quedará marcado en la historia del club que soy el tercer máximo goleador.

¿Con sus nuevas pumas Future Flash, espera romper la mala racha goleadora fuera de casa en la Champions? ¿Le preocupa o le obsesiona?

Estaría muy agradecido a Puma de por vida si lo logro (risas). No me preocupa, pero uno siente la necesidad de decir ‘por fin quiero marcar’, pero si en Anfield marca otro compañero y hubiéramos avanzado, habría sido muy feliz, más allá del gol que quería marcar Luis.  En realidad, el delantero convive con estas estadísticas que le hacen jugar una mala pasada. Tengo muchos años para sobrepasar la situación y seguir jugando de la misma manera, generando goles.

¿Qué sensaciones tiene esta temporada con el equipo?

El listón del Barcelona siempre estará muy alto. Hoy en día parece que si no se aspira al triplete, es un año malo. En el Barcelona, diez o doce años antes,  ganar una Liga era algo espectacular. El listón lo pusieron los jugadores de los últimos años o nosotros mismos. Somos conscientes de que cada temporada que empieza tenemos la posibilidad de ganar el triplete, pero no es nada fácil. El año pasado por perder casi solo un partido en Liverpool, echamos toda la temporada por tierra porque solo ganamos la Liga.  Si pasamos en Liverpool, seguramente ganamos la Copa y teníamos posibilidades en la final de Champions.  Este año la ambición y las sensaciones son las mismas. Queremos ganarlo  todo. El  Barcelona te lo exige y más con estos jugadores.

Una curiosidad, Piqué dijo que ustedes querían facilitar que se financiara el fichaje de Neymar, ¿fue así?

Lo que habla Geri a veces hay que tomarlo todo con pinzas. Tiene muchísima labia y mucha experiencia en hacer declaraciones. En este caso sabe y es consciente de que los jugadores estábamos totalmente por fuera en el caso de ‘Ney’. Estábamos dispuestos a darle la bienvenida, a él o a cualquier jugador que quiera venir, pero siempre ajenos al caso”.

¿En qué punto está la integración de Griezmann?

Espectacular, a veces se malinterpretan las cosas. Tanto Leo como yo como Geri mismo le dio la bienvenida un año antes, dijo que era un gran jugador y que era uno de los mejores del mundo. Venía de ser campeón del mundo y ya lo alabábamos . Luego no sabíamos lo que iba a pasar con él, no teníamos la certeza de que fuese a venir este año. Lo tratamos como uno más. También es verdad que unos tienen más afinidad con unos compañero que con otros; en su caso él se lleva muy bien con los franceses. Con nosotros a veces toma mate, eso no quita que te lleves mejor o peor. Se dijo que si habla más o menos con Leo, pero habla con él igual que con el resto. 

Cuando deje el fútbol, ¿podría vivir en Barcelona?

Puede ser que nos quedemos a vivir en Barcelona, mi familia está muy feliz. Estamos encantados.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil