Sport.es Menú

El enfado de Luis Enrique por las desconexiones defensivas en el Valencia - Barcelona

El enfado de Luis Enrique tras la ocasión de Villalba. Después vino el gol del Valencia
El enfado de Luis Enrique tras la ocasión de Villalba. Después vino el gol del Valencia | sport

Luis Enrique Martínez, el entrenador del Barça, siempre ha sido un animal competitivo. Como jugador, cuando desplegaba su combinación de carácter y calidad; y ahora como entrenador imprimiendo a sus equipos una ambición y un hambre de triunfos constante.

Juan Manuel Díaz

El partido contra el Valencia en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey no era diferente para 'Lucho' por mucho que en el partido de ida su equipo consiguiera un 7-0 o en la alineación estuviera formada, prácticamente por suplentes.

Se pudo comprobar en el minuto 32 de partido. Tras empezar el partido bien ordenados y motivados, el Barça se fue desinflando un tanto. La posibilidad de mejorar el récord de partidos invicto, racha que igualaron con el triunfo contra el Levante (0-2), se esfumaba por momentos. Una concesión inaceptable para el téncio del barça, como es lógico. 

Primero llegó una buena oportunidad para Mina a centro de Piatti que Mathieu sacó bajo palos en el minuto 23. Después, en el minuto 32, Villaba dipsaró desde la frontal libre de marca y su chut lamió el larguero de la portería de Ter Stegen...

La reacción de Luis Enrique fue automática. Estrelló la botella contra el suelo, salió corriendo del banquillo jurando en arameo y lanzó un grito a sus jugadores: "¡Venga, va!", mientras hacía aspavientos. El equipo volvió a adelantar momentáneamente las líneas unos metros y se deshizo de la tímida presión del Valencia.

A pesar de todo, un despiste defensivo de la línea de centrales acabó propiciando la llegada al área de Negredo y su gol, el 1-0 (39') tras el uno contra uno con Ter Stegen y el rebote que el favoreció.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil