Endrick, otro debut para enmarcar

Endrick, otro debut para enmarcar

Endrick marcó dos goles en el debut del Palmeiras en el Campeonato Paulista Sub-20
Endrick marcó dos goles en el debut del Palmeiras en el Campeonato Paulista Sub-20 | Palmeiras

La joya del Palmeiras, que el Barça observa, firmó un doblete en el estreno del Campeonato Paulista Sub-20

El Verdao se impuso 0-3 ante un correoso Taubaté en un partido en que Endrick, con solo 15 años, fue el mejor

Endrick sigue firmando un 2022 espectacular en el que se confirma como la mayor promesa del fútbol brasileño que aún no ha debutado en categoría profesional. El diamante del Verdao, que solo tiene 15 años, fue la gran estrella de su equipo en el debut en el Campeonato Paulista Sub-20 en el que firmó un doblete en el triunfo palmeirense, por 0-3, ante un luchador Taubaté. Abrió el marcador en el minuto 2 tras culminar una buena internada e hizo el segundo tanto antes del descanso aprovechando un rebote del portero local a la salida de un córner.

Lo que está haciendo Endrick en este primer semestre de año es para sacarse el sombrero. Es un éxito tras otro y siempre compitiendo contra jugadores que le superan en edad de crecimiento y en kilos.

Se lanzó al estrellato internacional en una Copa Sao Paulo de Juniores para la historia, en la que el Palmeiras rompió su gafe histórico y, por fin, sumó su primer título. El '9' maravilló con sus dotes técnicos y con sus dianas: fue elegido MVP del torneo en votación popular, marcó el gol más bonito (en una chilena que recordó a la que en su día Rivaldo hizo en el Camp Nou contra el Valencia) y, en su primera participación en un torneo de categoría sub-21, marcó 6 goles.

UN '9' QUE VA PARA FIGURA MUNDIAL

La Copinha fue su bautismo como 'menino prodígio'. Un delantero centro moderno, que une a su capacidad de finalización, recursos técnicos muy por encima (de aquellos que atesoran todos los cracks brasileños), concepción colectiva del juego y sacrificio defensivo, ya que siempre es el primero en empezar la presión de bloque alto. A todo ello hay que unirle su carácter ganador y una madurez impropia para un chico de su edad como quedó claro en la entrevista exclusiva que concedió a SPORT en su residencia en Sao Paulo, tras su éxito en el torneo de base más tradicional de Brasil.

Endrick se tomó un respiro. Se fue de vacaciones a Europa con su familia y estuvo en el Camp Nou donde presenció el debut del equipo de Xavi Hernández en la Europa League ante el Nápoles. Quedó encantado de la capital catalana y del coliseo blaugrana, en una noche con ambiente de competición europea. Volvió a Sao Paulo y empezó los trabajos de pretemporada insertado ya en el conjunto Sub-20, el último paso antes de debutar en el primer equipo, lo que ocurrirá en julio cuando cumpla los 16 años y pueda firmar su primer contrato profesional de tres años de duración.

YA MARAVILLÓ EN EL 'MUNDIALITO'

Entonces, llegó su puesta de largo con la Canarinha. La CBF lo convocó para la Seleçao Sub-17 que disputaría el Mundialito de Montaigu, en Francia, considerada el mejor torneo juvenil del planeta de selecciones. Y, en su estreno en Europa vestido de 'verdeamarelo', simplemente, maravilló. Brasil fue campeón invicto ganando el clásico contra Argentina en la final (2-1) y Endrick fue MVP y artillero de la competición con cinco goles en cuatro partidos. Hacía 38 años que la Canarinha no ganaba el torneo. Otro tabú roto.

Tanto en la Copinha como en el Mundialito de Montaigu, la secretaría técnica del Barcelona, así como la de otros grandes de Europa, tomó nota in situ del desempeño de un futbolista que apunta a fuera de serie.

El joven atacante se centra ahora en los compromisos del Palmeiras Sub-20 en su país. Este miércoles empezó a lo grande el Campeonato Paulista de la categoría en el que el equipo albiverde busca su sexta título consecutivo. En las próximos semanas también empezará a disputarse el Brasileirao Sub-20. Y en julio, debutará con el actual bicampeón de la Copa Libertadores, que dirige el portugués Abel Ferreira.