Emili Rousaud: "No respaldo la moción de censura"

El exvicepresidente respeta la inciativa pero cree que es el momento de centrarse en el 'caso Messi'

Aún está valorando si finalmente se presenta a las próximas elecciones a la presidencia

Emili Rousaud no respalda la moción de censura contra Bartomeu y su junta
Emili Rousaud no respalda la moción de censura contra Bartomeu y su junta | Javi Ferrándiz

SPORT.es

El expresidente del FC Barcelona Emili Rosaud, explicó en 'El Larguero' de la Cadena Ser que no respalda la moción de censura unitaria contra Josep Maria Bartomeu y su junta directiva, aunque aseguró que respeta la iniciativa de estos socios del club.

Emili Rousaud, que abandonó la junta de Bartomeu meses atrás explicó sus razones. "No la respaldo, pero no porque no crea que la junta debería dimitir y dar paso a un proyecto nuevo porque el suyo está agotado, sino porque creo que en un momento que todo el mundo está centrado en la marcha de Leo Messi, me parece incluso injusto".

El exdirigente azulgrana, que abandonó la directiva junto a otros cinco directivos debido al 'Barçagate', añadió que "lo que debe hacer la junta es centrarse en la marcha de Messi. Lo primero es resolver este problema: si Leo se queda o se va, y si se va, a dónde. Y después, todos sabemos que en marzo habrá unas elecciones y (la moción de censura) tiene un carácter un tanto oportunista, con todos los respetos a los socios que la impulsan", concluyó.

Rousaud dejó abierta la puerta todavía a su posible participación en las próximas elecciones. "No lo tengo decidido, lo estoy meditando mucho. Depende de que el proyecto sea fuerte. Yo me veo con las fuerzas y creo que, después de mi etapa dentro del club, lo conozco bien y sé las cosas que deben cambiar; pero hay temas de carácter familiar que debo valorar".

En su opinión, el conflicto entre Messi y el Barça sigue abierto: "No me atrevo a decir que no hay marcha atrás cuando no me consta que Messi tenga un acuerdo con otro club. Me cuesta hacerme a la idea". Aún así, solo existen dos opciones viables, o que el presidente se siente con Messi para convencerle; o que, si Leo ha decido irse y no hay marcha atrás, negocien las tres partes: Barça, jugador y club de destino. 

"El tercer escenario, que Barça cree que tiene contrato en vigor y si se declara en rebeldía dejará a Messi un año en jugar... es el mejor jugador de nuestra historia y no se merece ese trato", para añadir que desde la óptica del club de destino se expone a que el juez acabe dando la razón al Barça "y deba abonar 700 millones, una cifra inasumible".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil