Emerson: “Sé que voy a tener minutos porque voy a luchar mucho para conseguirlos”

El lateral brasileño atiende al diario SPORT y se muestra ambicioso en el inicio de su primera temporada como jugador del Barça

"Es momento de estar unidos y trabajar mucho", opina sobre el adiós de Leo Messi del Camp Nou

Emerson: Es una pena no haber coincidido en el campo con Messi | sport

Emerson Royal (Sao Paulo, 1999) repasa en una entrevista con el diario SPORT sus primeras semanas como futbolista del Barça. Habla de sueños hechos realidad y de retos por cumplir. Exhibe personalidad y seguridad en sí mismo cuando mira hacia el futuro cercano. “Sé que voy a tener minutos porque voy a luchar mucho para conseguirlos”, asevera, ambicioso, para dejar claro que desea convertirse en un futbolista relevante en el Camp Nou. También apunta que es muy importante que, por muchos contratiempos que sufra, el barcelonismo recupere la sonrisa. Solo así podrá el conjunto azulgrana pasar página de un ciclo que empezó siendo glorioso y que ha finalizado de la peor forma posible.

¿Cómo están siendo tus primeras semanas en Barcelona?

Estoy encantado. Es un placer estar aquí. La ciudad es muy bonita y diferente, parecida a las de mi país. Tiene playa y hace mucho calor. Estoy muy contento con mis primeras semanas.

¿Y en el Barça?

También. Los compañeros me han ayudado muchísimo desde el primer día. Estoy mejorando entrenamiento tras entrenamiento y adaptándome al estilo del Barça, que es un poco diferente al del Betis. Aquí el balón va un poco más rápido, pero me estoy adaptando muy bien y estoy muy feliz.

¿Qué vestuario te encontraste tras la marcha de Messi?

Un vestuario muy bueno. En el Barça hay jugadores con mucha calidad que, además, son increíbles como personas. Me hacen sentir como si estuviera en casa. Para mí está siendo todo muy fácil.

Siempre habías dicho que soñabas con jugar al lado del argentino. Al final parece que no lo podrás cumplir…

Es una pena. Todos queríamos jugar con el mejor del mundo, con el mejor futbolista de la historia del Barça. Es una lástima, pero tenemos un equipo muy competitivo. Ahora es momento de estar unidos, juntos, para conseguir nuestros objetivos. Y de trabajar mucho, evidentemente.

Tu debut se produjo, precisamente, el día que Leo se despidió. ¿Qué sentiste cuando saltaste al césped con la camiseta azulgrana?

Un sentimiento que no se puede explicar. Cuando tienes un sueño y lo cumples es increíble. Esa sensación hay que vivirla para poder entenderla. El día del Gamper fui muy feliz. Quiero seguir trabajando para jugar muchos más partidos con esta camiseta.

Cuando estabas en el Betis aseguraste que tu objetivo principal era acabar jugando en el Barça. Estas declaraciones generaron un poco de polémica en Sevilla, algunos aficionados béticos no lo acabaron de entender, pero dejaron muy claro también que eres un futbolista ambicioso.

Por supuesto. Siempre que me preguntaban sobre mi futuro decía la verdad. Respetaba al Betis y trabajaba para ayudar al club, pero no podía mentir. Siempre he querido estar en el Barça y ese era mi objetivo fundamental. Cuando terminé contrato me hablaban de otros equipos y yo no escuchaba nada. Tenía claro que deseaba estar aquí y estoy muy feliz por haberlo conseguido.

¿Cómo definirías al Emerson Royal jugador?                                      

Emerson Royal es un jugador que tiene mucha fuerza física, que compite mucho en los partidos e intenta hacer las cosas como hay que hacerlas. No tiene miedo a fallar y solo piensa en hacer bien su trabajo y en mejorar día a día. No soy mucho de decir lo que quiero conseguir ni de hacer promesas. Hay cosas que quiero hacer pero no se lo digo a nadie porque el trabajo lo tengo que hacer conmigo mismo. Me gusta motivarme y proponerme cosas constantemente para mejorar.

¿Y al Emerson Royal persona?

Una persona feliz, alegre, que siempre está haciendo bromas. Todavía no hago muchas aquí porque no conozco bien a todos mis compañeros, pero poco a poco voy soltándome (ríe).

¿Quién es el más bromista del vestuario?

Piqué y Jordi Alba hacen muchas bromas.

Dijiste en una entrevista que no te gustan las personas aburridas. Que en tu casa todo el tiempo impera la risa. ¿Crees que el Barça como club puede recuperar la sonrisa y dejar atrás los complicados últimos tiempos? ¿Vas a intentar contagiar tu forma de ser y tu filosofía al barcelonismo?

Yo creo que la vida es así y nosotros tenemos que ser felices. No puedes estar en Barcelona y estar triste. La gente de fuera no sabe mucho de lo que pasa aquí dentro. Los jugadores del Barça son muy alegres y grandes personas. En este sentido siempre ayudaré, a mí me gustan este tipo de ambientes y lugares. Es importante que los futbolistas estemos sonriendo y de buen humor, porque eso ayuda a que las cosas vayan bien.

Sin embargo, el apodo ‘Royal’ lo tienes porque de pequeño llorabas mucho.

(Ríe) Sí, sí. Mi tía, que es quien me puso el mote, siempre me recuerda que cuando era un niño lloraba mucho y abría mucho la boca. Al principio me enfadaba, pero después me acostumbré a que me llamara así. Cuando eres pequeño es normal que llores, aunque tengo que reconocer que cuando ya era más mayor también lo hacía demasiado.

Emerson, lateral derecho del Barça

| Miguel Ruiz/FC Barcelona

Has pasado de ser titular indiscutible en el Betis a tener que luchar por minutos en el Barça. ¿Cómo se gestiona este cambio?

Es normal. Cuando cambias de equipo tienes que adaptarte al nuevo sitio. El Betis es un gran equipo, pero he llegado a uno de los mejores clubes del mundo. Es importante conocer bien a tus compañeros, trabajar para mejorar. Yo sé que voy a tener minutos porque voy a luchar para lograrlos. Voy poco a poco, no tengo ninguna prisa. Me esforzaré para jugar muchos partidos con el Barça.

¿Qué te pide Koeman en los entrenamientos?

Que mejore cada día. Que potencie mis puntos fuertes y, sobre todo, que progrese en los débiles. También insiste mucho en que siga siendo yo mismo y me centre en hacer lo que mejor se me da.

¿Con quién estás haciendo mejores migas en el vestuario?

Hablo con todos, evidentemente. En el vestuario hay muy buenas personas. Me llevo muy bien con Coutinho y Neto, que también son brasileños y hablan portugués, y con Araujo.

¿Cómo es tu relación con Sergiño Dest? Desde el Barça se espera que la competencia sana entre ambos os haga mejores a los dos.

Muy buena. No tengo ningún problema con él ni él conmigo. Es una persona increíble, hablo con él casi todos los días y hacemos bromas entre nosotros. Es un jugador fantástico que tiene mucha calidad.

Eres el último fichaje del Barça en su eterna búsqueda del ‘nuevo’ Dani Alves. Las comparaciones siempre son odiosas y el tiempo dirá si puedes ocupar su hueco, pero si te tuvieras que quedar con una, ¿qué cualidad de Alves te gustaría tener?

Lo que más me gusta de Alves es su carácter. Es un jugador muy competitivo, que quiere ganar siempre. Yo soy igual y, de hecho, creo que he llegado hasta aquí gracias a esto. Quiero pelear por cosas grandes, por títulos.

¿Qué objetivos te marcas para esta temporada tanto a nivel personal como colectivo?

Ahora, sin Leo, empieza una nueva etapa. Tenemos que hacer bien las cosas y luchar por ganar trofeos, por supuesto. A nivel individual, quiero jugar tantos minutos como pueda con el Barça y con la selección de mi país.

Tu crecimiento desde que aterrizaste en LaLiga ha sido evidente. Sigues siendo un lateral muy ofensivo, pero has mejorado cuestiones defensivas y tácticas. ¿En qué aspecto crees que puedes seguir mejorando?

En el Betis, por ejemplo, yo jugaba un fútbol muy largo y tenía mucho espacio para jugar. Con Rubi tenía toda la banda derecha para mí y mucha libertad de movimiento. En Barcelona me tengo que desenvolver en espacios más reducidos y colaborar en la salida de balón. Tengo que acostumbrarme un poco más, pero son cosas que poco a poco voy a pulir.

Emerson, nuevo jugador del Barça, durante la entrevista con SPORT

| Miguel Ruiz/FC Barcelona

El estilo del Barça es muy peculiar.

Es el fútbol que me gusta: tener el balón, presionar al perderlo, correr con intensidad... Es el estilo que me gusta y que más se adapta a mi forma de jugar. A pocos futbolistas les gusta correr detrás del balón sin llegar a tenerlo.

¿Con qué te quedas de tu etapa en el Betis?

En el Betis gané mucha confianza. Llegué de Brasil, de un fútbol completamente diferente, y me tuve que adaptar rápido porque el equipo necesitaba un lateral con urgencia. Tuve que aprender el español para entender lo que me querían decir mis compañeros y el entrenador. Yo me quedaría con la dificultad del reto y lo que aprendí como persona y como deportista. En Sevilla, además, también se vive muy bien. Es parecida a Barcelona. Un poco más pequeña, pero me gustó muchísimo.

Tu castellano es muy fluido.

(Ríe). Muchísimas gracias. Ahora tengo que aprender un poquito de catalán, pero es mucho más difícil.

¿La 'escala' en Sevilla en tu vuelo desde Brasil a Barcelona ha sido positiva?

Por supuesto. Tengo una deuda muy grande con el Betis. Parte de lo que soy es gracias al club, pero sobre todo gracias a todos los jugadores, entrenadores y trabajadores con los que coincidí allí. Todo el mundo me ayudó muchísimo y solo tengo buenas palabras hacia ellos.

Hay una foto tuya sentado en el césped del Benito Villamarín con Mandi después de vuestro último partido allí. ¿Qué os dijisteis en ese momento?

Nuestra profesión es un poco complicada. Empiezas en un equipo y te enamoras, construyes una familia, conoces a gente increíble... Y esto hace que irse sea complicado. En ese momento con Mandi, nos dijimos que salíamos por la puerta buena, como se dice en Brasil; que hicimos las cosas bien y dimos lo mejor de nosotros. Al final, no obstante, llegó nuestro momento de salir.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil