Emerson y Dest, dos perfiles complementarios para el lateral derecho

El brasileño y el estadounidense se parecen en algunas cosas, pero tienen virtudes diferentes que los convierten en alternativas interesantes para el Barça

El objetivo de la dirección deportiva azulgrana no ha variado cinco años y 93,7 millones después: la eterna búsqueda del nuevo Dani Alves continúa

El gol de Sergiño Dest ante Jamaica el pasado mes de marzo | ESPN

Joan Laporta sigue a lo suyo. Tercer día de la semana, tercer fichaje anunciado. El Barça ha oficializado la llegada de Emerson Royal para continuar reforzando una plantilla que hace bastante tiempo que pide a gritos una renovación. El brasileño aterrizará en el Camp Nou para mejorar una posición de lateral derecho que ya cuenta con un efectivo prometedor, Sergiño Dest. El objetivo de la dirección deportiva azulgrana no ha variado cinco años y 93,7 millones después: la eterna búsqueda del nuevo Dani Alves continúa.

Siempre que una oferta económica interesante por Emerson modifique los planes de la secretaría técnica azulgrana, algo que no se puede descartar, y menos en los primeros compases de un verano que se antoja tan atípico como el anterior, el Barça afrontará la temporada 2021/22 con dos perfiles complementarios en el lateral derecho. Si Emerson y Dest –quien no tiene intención de escuchar ninguna oferta– forman parte de la plantilla, la situación de Sergi Roberto empezará a contemplar menos escenarios de los actuales: o se cuenta con él como centrocampista, su posición natural, o se busca un traspaso ‘low cost’.

En ese supuesto, la realidad es que Emerson y Dest ofrecerán un presente notable y un futuro más que esperanzador al Barça. Los perfiles del brasileño y el estadounidense son perfectamente complementarios por mucho que tengan algunas semejanzas. La principal similitud entre ambos jugadores es su indiscutible vocación ofensiva. Son futbolistas que destacan mucho más en campo contrario que en el propio. También por su juventud (22 y 20 años, respectivamente) y, por ende, su margen de mejora. Un potencial que ambos quieren explotar con una actitud muy receptiva tanto en los entrenamientos como en los partidos, algo ‘vital’ para todas las jóvenes promesas que anhelan convertirse en realidades.

La competitividad interna, la vía para 'explotar'

En primer lugar, la capacidad de desborde y el buen uno contra uno de Sergiño Dest (1,75m), virtudes que llamaron la atención de los mejores clubes del mundo durante su etapa en el Ajax, mantienen muy vivas las esperanzas del Barça puestas en él. En el Camp Nou aún no se ha tirado la toalla con la proyección del estadounidense. Ni por asomo. Se considera que el primer año en Barcelona le ha servido para crecer en todos los sentidos (ha jugado 2.819 minutos y ha marcado tres goles) y se espera que en los próximos meses dé el paso adelante obligado para todos los efectivos que ansían consolidarse en el equipo titular.

Por su parte, a Emerson (1,83m) le ha ido muy bien la experiencia de dos años y medio en el Benito Villamarín para trabajar aspectos defensivos y cuestiones tácticas en un equipo que, sobre todo el último curso, ha jugado muy bien. El Betis de Manuel Pellegrini no solo se ha clasificado para la Europa League, sino que lo ha hecho con buen fútbol. El lateral brasileño y su exuberancia física han sido trascendentales en el esquema del chileno: ha disputado 3.181 minutos divididos en 38 partidos. En el aspecto realizador, ha celebrado dos goles y ha repartido cuatro asistencias. El impacto de Royal en Heliópolis ha sido extremadamente positivo, tanto en lo futbolístico como en lo personal.

Si Emerson y Dest mantienen una competencia interna sana, habrá tres ganadores: el Barça, empeñado en encontrar (de momento sin éxito) al nuevo Dani Alves, y los dos jóvenes jugadores, quienes darán lo mejor de ellos mismos y, en consecuencia, progresarán muchísimo

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil