El referéndum sobre la financiación del Espai Barça queda aplazado

El adelanto electoral al mes de marzo impide esta consulta, que podría hacerse en consenso ya con la nueva junta

En el mejor de los casos las obras acabarán en verano de 2025... ¡once años después de su aprobación en referéndum en 2014!

El Espai Barça se debe replantear
En el mejor de los casos, el Camp Nou no verá obras hasta el próximo verano | sport

La anunciada consulta sobre la financiación del Espai Barça, es decir, el referéndum, ha quedado definitivamente aplazado. Los estatutos del FC Barcelona impiden hacer cualquier consulta entre su masa social seis meses antes del inicio de un proceso electoral.

Si tenemos en cuenta que las próximas elecciones a la presidencia del FC Barcelona se celebrarán el primer día que haya partido en el Camp Nou después del 15 de marzo de 2021, el referéndum debería convocarse, como muy tarde, el próximo 15 de septiembre. Y eso, obviamente, además de que es imposible, no tiene la más mínima lógica dadas las actuales circunstancias.

Obra esencial para el futuro del club

El Espai Barça, la obra patrimonial más importante en la historia del club y una de las reordenaciones urbanísticas más grandes de la ciudad de Barcelona desde los Juegos Olímpicos, fue aprobado en referéndum por los socios del FC Barcelona el 5 de abril de 2014. Si tenemos en cuenta que, en el mejor de los casos, el proyecto estará acabado en el verano de 2025 (son necesarios cuatro años para completar las obras en el Camp Nou), habrán pasado ¡once años! para que ese sueño se convierta en realidad.

Por diferentes razones, el proyecto ha ido sufriendo retrasos y el presupuesto inicial de 600 millones se ha ido más allá de los 800. También ha cambiado el modelo de financiación, de ahí que la actual junta pasara de pedir la autorización a la Asamblea de Socios Compromisarios a pensar en un referéndum, para hacerlo mucho más participativo. Algunos dentro del club pensaron que era la mejor forma de no perder la votación.

Dada la envergadura del proyecto Espai Barça, del que ya es una realidad el Estadi Johan Cruyff y la demolición del Mini Estadi, además de otras obras menores, el sentido común aconseja que una vez celebradas las elecciones de marzo, la junta saliente y la junta entrante se pongan de acuerdo en el calendario del Espai Barça, incluso en si es necesario o no celebrar ese referéndum. Lo esencial para que la obra avance y no se eternice es que el proyecto se ponga en marcha otra vez el próximo verano.

En cualquier caso, la junta directiva presidida por Josep María Bartomeu dejará su cargo sin haber visto cómo una máquina entra en el Camp Nou. Eso sí, el Espai Barça siempre será uno de sus logros más destacados. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil