Sport.es Menú

El fútbol castiga al Barça con la eliminación más injusta

Resulta difícil explicar cómo el Barça pudo tirar por la borda una eliminatoria en la que fue tan infinitamente mejor que su adversario. El Chelsea del Camp Nou fue igual que el de la ida en Stamford Bridge. Un equipo rácano, cobarde, mísero. Su táctica ultraconservadora le llevó a defenderse con todos sus futbolistas dentro, o bien al borde, del área de Cech. Así, sin reparos. Es increíble cómo, haciendo tan poco, pudo marcar tres goles en 180 minutos. Y, para hacer más doloroso el castigo, los tres con el tiempo casi cumplido. El Barça se complicó la vida de mala manera después de haber remontado el 1-0 de la ida poniéndose 2-0 en el marcador. Pero, como ocurrió el sábado ante el Madrid, la alegría duró muy poco. El Barça fue de regalo en regalo, perdonó en el peor momento y le dio vida a un rival que estaba, literalmente, contra las cuerdas.

Una afición de 10

Más que un partido de fútbol, fue como el thriller más despiadado. Porque hubo de todo. Y el final no fue nada feliz. La desgracia se cebó con un Barça que falló un penalti, envió dos balones al poste, y encima perdió a Piqué por un golpe en la cabeza.

La atmósfera del Camp Nou fue mágica, a pesar del mazazo sufrido en la Liga tres días antes. El ambiente fue de los que cortan el hipo. Y la afición, impresionante, empujó al equipo del minuto 1 al 90. Fue, nunca mejor dicho, el jugador número 12. Pero no bastó.

Volvió Piqué... y Cuenca

Pep Guardiola apostó por sus 'vacas sagradas' para resolver la papeleta más complicada de la temporada. Entre ellas, Gerard Piqué, que recuperó la titularidad tras haberse perdido por decisión táctica los tres últimos encuentros. La única sorpresa fue la suplencia de Alves (no por mucho tiempo), que cedió su sitio a Cuenca para abrir el campo por la derecha.

Cech y Drogba aguantaron al Chelsea


Aunque parezca mentira, el guión fue idéntico al de hace una semana en Londres. El Chelsea renunció al balón. Y el Barça tocó y tocó. Atacó y atacó. Y falló una ocasión tras otra. ¿Qué hubiera pasado si, a las primeras de cambio, Messi la hubiera enviado dentro?. Pues que el resultado pordía haber sido, fácilmente, 5-0. Pero no fue así. Por desgracia, y de forma incomprensible, casi paranormal, todo salió exactamente igual que en Stamford Bridge. En el 3', Leo estrelló el balón en el lateral de la red, culminando una magnífica combinación con Alexis. Y en el 19', la misma historia. Cech, el mejor -junto a Drogba- de los 'blues', desbarató otro remate del '10' tras un buen pase de tacón de Cesc.

Cahill y Piqué, sustituidos por lesión

Y eso que al Chelsea se le torcieron las cosas al quedarse sin sus dos centrales antes del descanso. El primero en caer fue Cahill, sustituido por Bonsingwa en el 12' tras lesionarse en una mala caída. Más adelante se iría Terry, por expulsión. Entre medio, el Barça perdió Piqué. El 3 azulgrana dio el susto de la noche al quedarse conmocionado en un choque fortuito con Valdés. Su imagen tendido en el suelo, semiinconsciente, puso el corazón en un puño a todos los culés. Pudo seguir en el campo un rato, pero no aguantó. Guardiola lo cambió por Alves en el 25'.

Enorme Alexis

A todo esto, Alexis, el mejor azulgrana, se partía la cara con todos los defensores ingleses, moviéndose con soltura por todos los frentes de ataque. Su garra llevaba de cabeza a un Chelsea que no daba tres pases seguidos, y que lo fiaba todo a los larguísimos saques de portería de Cech directamente hacia Drogba. Renunciando por completo al juego y al centro del campo. Tal cual. Y aún así, creaba peligro. Drogba sacaba petróleo de los pocos 'melones' que le caían. En el 24', no marcó de milagro en la primera ocasión 'blue'.

Busquets rompió el maleficio

El partido era, literalmente, un frontón. Y tanta insistencia obtuvo -¡por fin!- su recompensa en el 35'. Alves inició un ataque por el centro y asistió en profundidad para Cuenca. El canterano, muy habilidoso, centró desde la izquierda. Y Busquets, solo a puerta vacía, no perdonó (1-0).

Terry, expulsado

El gol hizo perder los nervios al Chelsea. En especial a su capitán. John Terry vio la roja directa en el 36', por dar un rodillazo en la espalda a Alexis sin mediar el balón en juego. Los ingleses se quedaban con diez. Y aún quedaba una hora por delante.

Iniesta remonta

En el 42', el fútbol parecía hacer justicia. Iniesta, el héroe de Stamford Bridge hace tres años, recibió un pase en profundidad de Messi. Y, solo ante Cech, le superó con un chut raso y ajustadísimo al poste (2-0, 42').

Mazazo en dos minutos

Pero la alegría no duró nada. Igual que ocurrió el sábado ante el Madrid, igual que hace una semana en Stamford Bridge, el Barça le dio vida a su rival cuando ya estaba al borde del KO. A punto de llegarse al descanso, Lampard se sacó de la chistera una asistencia en profundidad a Ramires. Y éste sorprendió a Valdés con una vaselina impecable (2-1, 45'). Parecía mentira. Pero así era.

Messi falla un penalti

De nada sirvió que el equipo se desviviera en la segunda mitad buscando el tercero una y otra vez, dejándose la piel, y poniendo toda la carne en el asador. Por más que atacara, por más que lo hiciera todo, cuando la suerte da la espalda, no hay nada que hacer. Porque fue tal cual. Ni siquiera de penalti pudieron de marcar los de Guardiola. En el 47', el árbitro -a instancias de su asistente- señaló pena máxima por una clara zancadilla de Drogba a Cesc en el área. Pero Messi lo envió al larguero.

Frontón 'blue'

Hubo ocasiones para batir al rival más mísero que se ha visto en tiempos en el Camp Nou. iniesta (46'), Alexis (53'), Cuenca (61')... y así sucesivamente. Costaba encontrar huecos ante tan tupida y descarada muralla. Y, cuando los había, Cech lo paraba todo.

Gol anulado a Alexis, poste de Leo... y Torres sale y sentencia

En el 81', Alexis marcó, pero el tanto fue anulado por un fuera de juego más que dudoso de Alves al dar el pase previo. Y en el 82', Messi estrelló un balón en el poste. El destino se empeñó en darle la espalda al Barça. Y tan cruel y despiadado fue que, encima, le golpeó de nuevo en el descuento. Fernando Torres, que había entrado instantes antes por Drogba, sentenció marcando en una contra al adversario al que parece tenerle tomada la medida. 2-2 en el 92', y el sueño se esfumaba. Increíble, cruel, injusto. Pero cierto.

Ricard López

FICHA TÉCNICA

Champions League

FC Barcelona

2-2

Chelsea

FC Barcelona

Valdes; Puyol, Piqué (Alves, m.26), Mascherano; Busquets, Xavi, Iniesta, Cesc (Keita, m.74); Cuenca (Tello, m.67), Alexis y Messi.

Chelsea

Cech; Ivanovic, Cahill (Bosingwa, m.12), Terry, Cole, Mikel, Meireles, Mata (Kalou, m.58), Lampard, Ramires; y Drogba (Torres, m.80).

Árbitro

Cüneyt Çakir (TUR). Mostró cartulina amarilla a Mikel (m.32), Ramires (m.44), Ivanovic (m.48), Iniesta (m.50), Cech (m.59), Messi (m.71), Lampard (m.72) y a Meireles (m.89). Expulsó a Terry (m.37) por una agresión a Alexis.

Goles

1-0, m.35: Busquets. 2-0, m.44: Iniesta. 2-1, m.45+1: Ramires. 2-2, m.90+2: Torres.

Incidencias

Asistieron al encuentro 95.845 espectadores en el partido de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou. En el palco se encontraban, entre otras personalidades, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, así como diversos miembros del gobierno de la Generalitat. También presenció el encuentro el seleccionador español, Vicente del Bosque.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil