El Barça tumba al Atlético con cuatro zarpazos

El Barça y Messi despejaron con su 4-1 al Atlético las pocas dudas que puedan existir respecto a la Liga 2012-13. Cuando todavía faltan tres jornadas para llegar al ecuador de la misma, ellos son los reyes del campeonato.

Juan Manuel Díaz

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

Barça

4-1

Atlético

FC Barcelona

Valdés; Adriano (Alves, 84'), Piqué, Puyol, Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Pedro (Villa, 79'), Messi y Alexis (Thiago, 75').

Atlético de Madrid

Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe (Cata Díaz, 46'); Mario (Adrián, 56'), Gabi; Arda, Koke, Diego Costa (Tiago, 60'); y Falcao.

Goles

0-1, Falcao, Min. 30. Pérdida de balón de Messi, Diego Costa envía en profundidad para Falcao que se va de los centrales blaugrana, encara a Valdés y ejecuta una vaselina perfecta con la zurda. 1-1, Adriano, Min. 35. El brasileño, partiendo desde la derecha, recorta a Arda Turan y en el pico del área lanza un zurdazo con rosca que entra por la escuadra derecha de la portería de Courtois. 2-1, Busquets Min. 45. Barullo en el área del Atlético, el balón llega a los pies de Sergio que recorta a Mario y remacha a la red. 3-1, Messi, Min. 57. Alexis asiste a Leo que desde el balcón del área lanza un zurdazo raso y ajustado al poste derecho de Courtois.

Árbitro

Miguel Ángel Pérez Lasa (Comité Vasco). Asistido en las bandas por Teodor Sobrino Magán y Jacobo Martínez Segovia (ambos Comité Castellano-Manchego). Cuarto árbitro Juan Antonio Perdigones Pacheco (Comité Andaluz). Mostró tarjetas amarillas a Mario (47') por derribar a Alexis; a Thiago (85') por un golpe a Gabi;

Incidencias

Camp Nou, 86.637 espectadores

Pese a que el Atlético dio la cara en el Camp Nou, el conjunto rojiblanco acabó goleado y a nueve puntos de los blaugrana. Falcao brilló durante 45 minutos pero su 'zarpazo' no pudo desequilibrar a 'La Pulga', implacable, que ya suma 25 goles en la Liga y 90 en el total del 2012. 

Falcao y el Atlético llegaron al Camp Nou decididos a demostrar que su segunda posición en el campeonato está más que justificada y que la sonrojante derrota en el Santiago Bernabéu fue un accidente.

Diego Simeone había avisado que su táctica sería retrasar las líneas, buscar el contragolpe y confiar en que apareciera la mejor versióin de Radamel Falcao. Todas estas circunstancias se dieron durante la primera media hora de juego.

La alineación blaugrana presentó pocas novedades. La titularidad de Adriano en el lugar de Alves entraba dentro de lo posible, mientras que la titularidad de Alexis por David Villa se había debatido ampliamente.

Ni Vilanova ni Simeone deseaban un partido descontrolado y de ahí que en el primer tiempo se viera a un Atlético ordenado en un 4-4-2 y un Barça volcado sobre el área del Atlético, con mucha posesión pero pocas ocasiones.

El entramado rojiblanco intentaba que Xavi, Iniesta y Messi recibieran pocos balones, con poca continuidad y lejos del área. Funcionó durante muchas fases y el 0-1 de Falcao nació de una pérdida de pelota de Leo Messi en el círculo central.

En esos primeros 45 minutos, Falcao estuvo a la altura de lo que le pedía su entrenador y del cartel que se ha forjado. El colombiano tuvo tres apariciones fulgurantes, eléctricas, de superclase.

En la primera, a los 8 minutos, remató de cabeza un centro de Koke y el balón se estrelló en la base del poste derecho de la portería de Valdés. A los 23 minutos, Kobe volvió a sacar rápidamente una falta en profundidad para que Radamel se colara entre los dos centrales y cruzara en exceso su remate delante de Víctor.

En la tercera, Falcao no perdonó. Diego Costa se aprovechó de la pérdida de balón de Messi para enviar sobre el colombiano que en el mano a mano con Valdés inventó una vaselina impecable con la zurda.

Fue entonces cuando el Barça consiguió reaccionar. Fue con una aparición de Adriano que se está convirtiendo en un acreditado abrelatas. Por quinta vez en esta Liga, el brasileño abrió el marcador para los blaugrana con un zurdazo con rosca desde el pico del área que sorprendió a Courtois y desestabilizó al ordenado Atlético, solo cinco minutos después del zarpazo del `Tigre¿.

Al filo del descanso, Busquets se aprovechaba del tembleque de piernas colchonero para sacar petróleo en un córner y estrenarse como goleador. En el minuto 44, y pese al buen rendimiento del Atlético, el Barça ya manda por 2-1.

Y EL CAMP NOU CANTÓ "MOURINHO TE QUEREMOS, MOURINHO QUÉDATE"

El Barça arrancó el segundo tiempo con la confianza de que iba a ganar de nuevo, mientras que el Atlético dio la sensación de que se había quedado sin argumentos futbolísticos.

Diego Simeone que había retirado en el descanso al lesionado Filipe Luis por el Cata Díaz, se dio cuenta de que su equipo perdía fuelle y en el minuto 56 incorporó a un delantero, Adrián, por un mediocentro, Mario Suárez.

Era demasiado tarde porque un minuto después Alexis asistía a Messi y éste, desde el balcón del área, batía a Courtois con un disparo raso y ajustado. El 3-1 noqueó definitivamente a los rojiblancos y la última media hora final fue un monólogo barcelonista.

Tito decidió que había llegado el momento de mover el banquillo e incorporó a Thiago Alcántara en el lugar de Alexis y a Villa, que se llevó la ovación de la noche, por Pedro.

El Barça disfrutaba de una fiesta doble porque, además de noquear a un rival por el título en el enfrentamiento directo, a 600 kilómetros ardía el Santiago Bernabéu. No es extraño que un sector de la grada entonara el: “Nosotros te queremos, Mourinho quédate”.

Messi, cómo no, se encargó de redondear la fiesta con su segundo tanto de la noche, un remate picado ante Courtois después de recuperar el balón ante Godín. Un 4-1 que consolida a los blaugrana como virtuales campeones de invierno con 9 puntos sobre el Atlético y 13 sobre el Real Madrid.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil